Concepto de llanto

El vocablo llanto se originó en el término latino “planctus”, que es el efecto del verbo “plangere”, que puede traducirse como golpear. Siendo la acción de golpearse el pecho, señal de dolor, es que el llanto pasó a designar a las lágrimas que se derraman ante una emoción muy fuerte de sufrimiento, muchas veces acompañadas de lamentos; aunque también en algunos casos, puede ser una expresión de dicha.

Ejemplos: “La niña rompió en llanto cuando su madre se fue a trabajar y la dejó con la niñera”, “No pude contener el llanto cuando volví a ver a mi hermano luego de tantos años”, “La película era tan triste que se sintió el llanto de una persona que no pudo contener su emoción” o “El llanto alivió un poco mi pena, ya que hacía días que estaba sufriendo y no lograba expresarlo”.

El ser humano tiene la capacidad de llorar. Al hacerlo, las lágrimas brotan del aparato lagrimal, sin irritarlo, cuando el cerebro envía una señal desde el área de las emociones, estableciendo una conexión neuronal.

Hay diferentes teorías sobre el motivo de que lloremos frente a una emoción. Algunos científicos sostienen que es una sensación de impotencia frente a lo que escapa de nuestro control, otros que es un modo de captar la atención a través de modos no verbales, y otros lo consideran un modo de liberarnos del estrés.

Tal vez por influencia de la cultura patriarcal, o por cuestiones hormonales, los hombres lloran menos que las mujeres, que lo hacen hasta cinco veces más que los varones. Las personas que padecen de angustia o depresión lloran con mayor habitualidad que los optimistas.

El llanto es la primera manifestación de vida. Cuando nace un bebé, todos se alegran al escuchar su llanto, pues es un síntoma vital. A partir de entonces, el llanto será el modo en que el bebé reclamará lo que necesita ante situaciones que lo incomodan: hambre, sueño, frío, pañales sucios, aburrimiento, soledad; o que le provocan dolor, como el caso de los cólicos o de la dentición.

Las lágrimas del llanto emocional poseen químicamente una composición diferenciada, conteniendo potasio, magnesio y mayores cantidades de ciertas hormonas (adrenocorticotropa, prolactina y leucoencefalina).

Si bien, el llanto, ocurre de modo espontáneo, existen técnicas para provocarlo, las que son empleadas por los actores, en sus representaciones; o cuando alguien quiere mostrar una congoja que no siente.