Concepto de sistema límbico

Etimología

El sistema límbico, del latín “limbus” en el sentido de “borde”, fue descripto por primera vez, por Paul Pierre Broca, un médico francés, que lo nombró como “el gran lóbulo límbico en el año 1878, y lo localizó en el borde inferior de la glándula o cuerpo pineal.

¿Qué es el sistema límbico?

El sistema límbico es la parte más primitiva del cerebro, ubicada en el encéfalo, y está integrado principalmente por la amígdala central o cuerpo amigdalino (ubicadas estas neuronas dentro de los lóbulos temporales, y se ocupan de procesar y almacenar las reacciones emocionales) el tálamo (en el centro de la base del cerebro, sobre el hipotálamo, que tiene la misión de filtrar los estímulos sensoriales) el hipotálamo (ubicado bajo el tálamo, organiza las conductas y las coordina) el hipocampo (dentro de los lóbulos temporales, con función de generar y recuperar recuerdos) el cuerpo calloso (conecta y coordina a ambos hemisferios cerebrales) el septo (integrado por núcleos grises con participación en los procesos endocrinos, viscerales, sensitivos, motores y reproductores, para preservar la especie) y el mesencéfalo, también conocido como cerebro medio, conductor de impulsos motores y sensitivos.

Cuando hablamos de sistema límbico debemos entender que se trata de una red neuronal interconectada, que determina muchos de nuestros comportamientos, y que no tiene una localización anatómica concreta. Frente a determinados estímulos, el sistema límbico responde, teniendo importancia especial en la regulación de nuestras emociones y nuestros impulsos, y también, con la memoria y el aprendizaje.

Actúa interconectado con el sistema nervioso periférico y con el endocrino. Si bien se lo ha considerado tradicionalmente como la parte irracional del cerebro, a diferencia de las áreas cerebrales de mayor evolución, conocidas como neocórtex o neopalio, que tienen seis capas neuronales, y responsables de las funciones superiores racionales, la diferenciación no resulta absoluta, ya que se ha comprobado que lesiones en el hipocampo, afectan gravemente la cognición, con lo que se demuestra que el pensamiento humano involucra la actividad conjunta del sistema nervioso central, aunque reconocemos, que en diferente medida.

Consecuencias de la disfunción del sistema límbico

Una disfunción en el sistema límbico puede anular nuestros recuerdos como sucede en casos de amnesia, demencia, de enfermedad de Alzheimer, de deshinibiciones, o de alexitimia donde no se tiene la capacidad de reconocer y expresar las emociones propias, ni comprender las de los demás.