Concepto de Anticristo

La palabra Anticristo, está integrada por los siguientes términos tomados de la lengua griega: αντὶ- (léase antì) en el sentido de contrario, y χριστός (léase khristós) que se traduce como Cristo o el Mesías.

El Anticristo es la fuerza del mal que se opone a la bondad de Cristo, considerado como el enviado de Dios, o el Mesías, para el cristianismo.

La existencia del Anticristo está profetizada en la Biblia. En las Epístolas de San Juan, primera y segunda, se aplica a los que reniegan de Jesús, como el Cristo, enviado e hijo del Dios, a los que también denomina mentirosos, por negar al Padre y al Hijo, y son seductores que inspiran el rechazo de Jesús. el Seductor y el Anticristo, aparecen a veces como la dupla opuesta al Dios Padre y Dios Hijo. El Anticristo se manifestará con sus actos maléficos, ante de la segunda venida de Cristo al mundo

El escritor de la primitiva iglesia cristiana, Hipólito de Roma, del siglo III, escribió sobre Cristo y el Anticristo, de quien dice que trata de compararse con Cristo, ambos como leones, por su poder y realeza. También se considera un cordero, como Cristo, pero, en su caso, eso encubre la verdadera esencia de un lobo, que también tendrá sus apóstoles, pero serán falsos, y cambiará el mensaje divino, para sus propios fines perversos.

El filósofo cristiano, San Agustín, consideró Anticristos a los que se apartan de Dios y niegan a Cristo, con sus dichos o sus obras, o digan que creen en Él, pero luego sus acciones demuestren lo contrario, o busquen ser venerados.

En el siglo XVI, el pastor alemán, Martín Lutero, calificó al Papa León X, de Anticristo, lo que hace extensivo a todo el Papado, pues consideraba que querían ponerse por encima de Dios.

En el libro “Jesús de Nazaret” del Papa Benedicto XVI, se dice que el instrumento preferido del Anticristo, es la violencia, aunque los motivos invocados sean idealistas o religiosos. El Papa Francisco, tildó de Anticristo a los corruptos.

En el Cine, el Anticristo, es una película de drama y terror, coproducida por Dinamarca (especialmente) Francia, Alemania, Italia, Polonia y Suecia, que se estrenó en el año 2009, bajo la dirección de Lars von Trier, que también escribió el guion. Trata de la muerte de un pequeño niño, que cae por una ventana mientras sus padres tienen relaciones sexuales. La madre se sumerge en un estado psiquiátrico de desequilibrio mental. Para lograr un poco de paz, la pareja se traslada a una cabaña donde pasaron las últimas vacaciones con su bebé, y donde ella recibe sesiones de psicoterapia, mientras en la cabaña y su entorno comienzan a suceder eventos terroríficos.