Concepto de antípoda

La palabra antípoda, que puede usarse como femenino, precedida del artículo “la”, como masculino, si se antepone el artículo “el” o en plural: antípodas, se originó en el vocablo griego ἀντίποδες (léase, antípodes), integrada por “anti” que se refiere a lo que es contrario, y por “pous” que se traduce como “pie”. Literalmente, sería que los pies de alguien son opuestos a los de otro, aplicándose a lugares que están situados en puntos geográficamente opuestos o a personas que se encuentran en esos sitios.

El primer registro de la palabra parece en “Timeo”, un diálogo platónico, escrito aproximadamente 360 años antes de Cristo, que trata sobre la naturaleza humana, el origen del mundo y la estructura de la materia. En dicha obra, tratando del Ecúmene o tierra poblada, ubicada en la zona templada del norte, integrada por Europa, el norte africano y parte del continente asiático, únicas tierras en ese entonces, conocidas, nos dice que las antípodas son las tierras ubicadas en su posición opuesta, que supuestamente debían estar, al sur de una zona inhabitada, ubicada en la calurosa franja ecuatorial. Estas antípodas tendrían también un clima templado.

La comprobación de la existencia que hoy tenemos de los diferentes continentes, luego de los viajes de exploración y conquistas, que se hicieron desde el siglo XV, por parte de los europeos, permitió saber cuáles son, realmente los sitios ubicados en las antípodas terrestres. La mayoría de los continentes, tienen su antípoda en los océanos, como el caso del continente europeo, que tiene su antípoda en el Océano Pacífico sur. Si buscamos antípodas en tierra firme, podemos mencionar que la antípoda de la Península Ibérica, es Nueva Zelanda, o que la antípoda de Paraguay, es Taiwán.

Un lugar ubicado en las antípodas de otro, está a la misma distancia del Ecuador, y tiene con él, una diferencia de 180º, separándolos las máximas distancias posibles (unos 20.000 kilómetros) siendo latitudes simétricas, ubicándose en hemisferios opuestos, con una diferencia horaria aproximada de 12 horas, y las estaciones del año son contrarias. Cuando en un lugar sea invierno, en su antípoda será verano; y si es primavera, en la antípoda, será otoño.

Referido a las ideas o sentimientos, cuando alguien los tiene totalmente contrarios a los de otro u otros, se dice que está en las antípodas, por ejemplo: “Mi pensamiento está en las antípodas del comunismo, ya que soy defensor a ultranza del capitalismo” o “Mis sentimientos están en las antípodas de los de mi familia, pues yo soy muy empático y todos ellos son terriblemente egoístas”.