Concepto de Arqueología

La palabra Arqueología, proviene de los vocablos griegos “archaios” que significa antiguo, y “logos” estudio, pudiendo definirse a esta ciencia social como la que tiene por objeto de estudio a las sociedades humanas, a través de los restos materiales que han dejado, siendo muy importante para reconstruir las etapas del pasado donde no existen documentos escritos, o sea, en la Prehistoria, pero también posee utilidad para complementar las fuentes escritas de la etapa histórica, que a veces pueden ser mentirosas o erróneas, documentos que fueron también hallados gracias a la Arqueología.

Si bien es una ciencia autónoma, a partir del siglo XX, pero que existió desde la antigüedad, se la considera muy importante como ciencia vinculada a la Historia, por permitir reconstruir el pasado. Para cumplir su objetivo busca esos restos a través de excavaciones, que deben contar con el permiso de la autoridad administrativa correspondiente, a través de las cuales recoge los elementos materiales, como casas, tumbas, vasijas, armas, adornos, obras de arte, etcétera, en un determinado ámbito espacial, a fin de datarlos, luego de un minucioso examen de laboratorio, y ubicarlos dentro los distintos períodos prehistóricos e históricos.

Uno de los pioneros en defender a la Arqueología en su carácter científico, fue el arqueólogo británico, Sir Mortimer Wheeler (1890-1976) que fuera, en la India, Director General de Arquelogía. Destacó el valor de documentar los registros estratigráficos. Creó un método para preservar la estratigrafía original, dejando zonas libres de excavación entre los cuadros. También ideó la metodología para datar objetos.

Esta ciencia, tiene vinculación también con otras disciplinas científicas, como la Filología, la Historia del Arte, la Geografía, la Geología, la Física, la Química, la Economía y la Biología. El objeto de estudio de la Arqueología suele confundirse con el de la Paleontología que no es una ciencia social como la primera, sino natural, que estudia el pasado de los seres vivos a través de sus restos fósiles.

La Arqueología nos permite reconstruir el modo de vida de esas sociedades del pasado, sus costumbres y organización política, su religión y sus creencias en general.

Solo por mencionar algunos hallazgos arqueológicos sorprendentes, mencionaremos, el efectuado el 11 de dicimebre de 1748, cuando se encontraron las ruinas de Herculano y las de Pompeya, ciudad que había quedado sepultada, tras la eupción del volcán Vesubio.

Otro hito en la historia de la Arqueología, lo marcó el que realizó el arqueólogo británico Howard Carter el 4 de noviembre de 1922, en el Valle de los Reyes (Egipto) que encontró, como se confirmaría más tarde, la momia del hijo de Akenaton, Tutankamón En el lugar había cuatro cámaras, armas, joyas, ropa y comida.