Concepto de audacia

La palabra audacia, tiene origen en igual vocablo latino, integrado por el verbo “audare” en el sentido de “atreverse”, más el sufijo de cualidad, “ia”.

La audacia es un adjetivo, que designa la cualidad de aquel que posee coraje para enfrentar problemas y situaciones difíciles, lo que es altamente positivo; pero muchas veces, puede cruzar ciertos límites y terminar en conductas atrevidas o temerarias.

La audacia, como valor, implica asumir riesgos sin amilanarse por las consecuencias, en pos de lograr un objetivo lícito y moralmente neutro o valioso, pero tomando ciertos recaudos, exigidos por una mínima actitud prudente, y bajo el dominio de la razón. Es propio de quienes tienen seguridad y confianza en sí mismos, y una autoestima elevada, que los lleva a enfrentar escollos y adversidades; aunque no siempre se concrete el resultado o no resulte del modo esperado, y los temidos riesgos, se manifiesten.

Ejemplos: “Gracias a su audacia, pudieron rescatarse los bañistas que se estaban ahogando, pues se arrojó al agua, poniendo en riesgo su propia vida, sin ser bañero, aunque sabe nadar muy bien”, “La audacia del soldado le costó la vida, pero merced a su arriesgada acción logró salvar a casi todos sus compañeros” o “Con mucha audacia logró superar sus propias limitaciones físicas, dar sus primeros pasos a riesgo de caerse, y contra todos los pronósticos, hoy es una persona independiente y exitosa”.

La audacia es negativa cuando se cometen actos ilícitos, inmorales o dañinos, intrépidos e impetuosos, o se pronuncian palabras o frases insultantes, irrespetuosas o degradantes, o cuando el acto audaz, es racionalmente imposible y peligroso de ejecutar.

Ejemplos: “El ladrón tuvo la audacia de realizar el atraco en pleno día, en una casa ubicada en la misma cuadra en que hay un destacamento policial”, “La niña tuvo la audacia de cruzar la calle sin mirar, y un automóvil estuvo a punto de arrollarla”, “El empleado, con audacia, le dijo a su jefe que no cumpliría su pedido por no tener ganas, y fue despedido” o “El alumno tuvo la audacia de insultar a su profesor por ponerle una mala calificación, y fue suspendido del establecimiento

“La audacia de la esperanza” es un libro del ex Presidente de Estados Unidos, Barack Obama del año 2006, donde expone su punto de vista, de la necesidad de crear una democracia donde queden de lado las diferencias partidarias, interviniendo todos con nobleza en la vida política.