Concepto de bajeza

La palabra bajeza hace referencia a la cualidad de bajo, que es lo que posee poca estatura. Pero cuando hablamos de bajeza, no lo hacemos, en general, aludiendo a lo que poco se eleva del suelo, sino a aquellas actitudes despreciables, contrarias a la moral y las buenas costumbres, que, en muchos casos, son calificadas como faltas o delitos por las normas jurídicas; y, en otros, reciben solo condena social. Pueden ser cometidas por una sola persona o más, y son las que integran los valores negativos o disvalores.

Son hechos que, muchas veces, dañan a otro u otros, física o psicológicamente; siendo injustos, viles y mezquinos; impropios de una persona de bien. Ante estas acciones, el individuo puede arrepentirse y pedir disculpas, pues tal vez hayan sido producto de un impulso o acción irreflexiva; o pueden ser parte del accionar habitual de esa persona, lo que impregna toda su existencia de bajeza moral. Ejemplos: “Fue una bajeza de tu parte, mentir descaradamente sobre tus antecedentes profesionales, para conseguir el puesto de trabajo, sabiendo que otros postulantes tenían un currículum real y mucho más calificado”, “El gobierno tuvo la bajeza, de imponer impuestos altísimos a las clases más desfavorecidas”, “Es una bajeza, aprovecharse de la inocencia de un niño, para mandarlo a pedir limosna para ti”, “El grupo de adolescentes, tuvo la bajeza de lastimar a un pobre perrito vagabundo”, “Son tantas las bajezas que cometió para conmigo, que ya no puedo perdonarlo”, “La bajeza de tus palabras despreciativas hacia mi persona, me han herido en lo más profundo de mi alma”, “La bajeza de sus actos llegaron a tanta magnitud, que violó a ley, y hoy está preso”.

Los pecados son considerados bajezas, por las religiones. En el cristianismo, la falta de arrepentimiento de ellas, puede privar al pecador de la Salvación.

Puede también tratarse de ideas o pensamientos ruines, que nunca llegan a materializarse. Ejemplo: “Me horroriza tener estos pensamientos vengativos, ya que creo que soy una buena persona, y no quiero permitirme la bajeza, de tan solo pensar en hacerle daño a alguien, aunque me haya lastimado”.

Buscar otro concepto