Concepto de claustrofobia

La palabra claustrofobia es compuesta. Se integra por “claustro; término de origen latino “claustrum” que se traduce como cerrado o cerrojo; y “fobia”, del griego “phobos” que significa, temor no racional hacia algo.

Se denomina claustrofobia, a un trastorno de ansiedad, que afecta a alrededor de un 8 % de la población, que consiste en el miedo de permanecer en espacios cerrados, porque se siente que no se podrá salir de allí, que falta el aire o que no podrá moverse.

El origen puede ser una experiencia traumática, como haberse quedado encerrado en un sitio, o que alguien de su entorno lo haya vivido, como, por ejemplo, haberse quedado atrapado en un ascensor, y tardaron en rescatarlo o haber viajado en avión y haber sufrido alguna situación de peligro. Tener amigos o familiares cercanos claustrofóbicos, puede contribuir a generar esos miedos irracionales, ya que si bien puede pasar algún problema en un sito cerrado, también un evento no deseado puede ocurrir en un lugar abierto, como por ejemplo, que un automóvil embista a un peatón en la vía pública.

Es por eso que los claustrofóbicos rehúsan a estar en ascensores, habitaciones muy pequeñas, aviones, trenes, subterráneos, hacerse resonancias magnéticas, etcétera, y si están en esas situaciones, les genera desesperación, que se traduce en dificultad para respirar, mareos, sudoración excesiva, palpitaciones, etcétera, siendo estas manifestaciones variables, ya que cada persona lo expresa a su modo y en mayor o menor grado. Por ejemplo: “Soy claustrofóbico y cuando estoy en un sitio pequeño por largo rato, empiezo a sentir mareos y me baja la presión; pero tengo un amigo, que, además, tiene taquicardia y se descontrola, gritando y pateando las puertas.

Ser claustrofóbico interfiere en las actividades diarias, ya que, si además, tiene problemas de movilidad, y no puede subir escaleras, no podrá visitar a un pariente o amigo que viva en un piso en altura, o asistir en esa situación a un lugar de trabajo; o no podrá hacerse un estudio médico que necesite estar en un lugar quieto y encerrado; o viajar en medios de transporte donde no tenga la posibilidad de salir, durante un lapso de tiempo. Personas claustrofóbicas privadas de libertad, ya sea por estar secuestradas o haber cometido un delito, pueden vivir sensaciones extremas, muy desagradables, que no pueden evitarse.

Los tratamiento más utilizado son: el psicoanálisis, para descubrir el origen del trauma, la terapia cognitivo conductual, para intentar trabajar sobre los pensamientos y acciones que se desencadenan en las situaciones de encierro, para cambiarlas; y técnicas de relajación.

En el Cine, “claustrofobia” es una película holandesa del año 2011, que fue dirigida por Bobby Boermans, que trata sobre una niña víctima de abusos.

Buscar otro concepto