Concepto de dólar

El origen del vocablo dólar, podemos rastrearlo en lo que es hoy, República Checa, y en ese entonces (siglo XVI) Bohemia. Con el producto de la extracción de plata de sus minas, situadas en el valle de San Joaquín (en alemán St. Joachimsthal) el conde Schlick, acuñó monedas de ese metal, a las que llamó “thaler”. En el siglo XVII, el “thaler”, pasó al inglés con el nombre de “dollar”, designando a las monedas germanas y de estados nórdicos. En las colonias españolas en América circulaba una moneda llamada “spanish dollar”, que se acuñaban con la plata que se extraía de las minas de Potosí.

Fue en el año 1792 cuando se adoptó el dólar oficialmente como moneda de Estados Unidos, tomando como referencia el dólar español. En 1878, el dólar se convirtió en la moneda de Canadá, en 1966 en la de Australia, y un año después, en la de Nueva Zelanda.

El dólar es una moneda que han adoptado oficialmente varios países y regiones (dólar canadiense, dólar beliceño, dólar australiano, dólar de Hong Kong, dólar jamaiquino, dólar neozelandés, nuevo dólar taiwanés, dólar liberiano, etcétera) siendo el dólar estadounidense, el más difundido en el mundo (Estados Unidos, Ecuador, Panamá, El Salvador, Islas Marshall, Zimbabue, etcétera). Su signo es $. El dólar estadounidense es tomado como base para establecer en el mundo los tipos de cambio y las cotizaciones. Desde la aparición del euro, también esta moneda cumple dicha función. El uso del dólar estadounidense por parte de los países no estadounidenses, hecho de manera oficial o extraoficial, se denomina dolarización de la economía. En Argentina, el dólar no es la moneda oficial, pero muchos de sus productos más importantes están valuados en dólares, y el peso sufre las consecuencias del alza de esa divisa. Ante la depreciación de la moneda oficial, el peso, la gente busca refugio para sus ahorros en una moneda con mayor estabilidad, que es el dólar estadounidense.

La compañía Antarctica Overseas Exchange Office Ltd. elaboró un objeto coleccionable, que se vende, y lo recaudado se destina a obras humanitarias y de investigación en el continente, con forma de billete, pero sin curso legal, aunque durante su período de vigencia, la empresa promete rescatarlos a su valor nominal: es el dólar antártico.

En el Cine, “La Trilogía del dólar”, estrenada en la década de 1960, se integra de tres películas con independencia argumental, aunque comparten el protagonista, el “El Rubio” o “El Manco”, que interpreta Clint Eastwood. Pertenecientes al género wéstern, fueron dirigidas por Sergio Leone, y se integraron por: “Por un puñado de dólares” (1964) “Por unos dólares más” (1965) y “El bueno, el malo y el feo” (1966).