Concepto de piquete

La palabra piquete es un sustantivo masculino, que se formó a partir de los siguientes términos que fueron tomados de la lengua latina: “picare” que se traduce como picar, a su vez, del latín “picus” que hace referencia al pájaro carpintero, pues es la onomatopeya del ruido que hacen esos pájaros al hacer hoyos en los árboles (“pic”) más el diminutivo “ete”. Piquete es la herida que se produce en un objeto o sujeto ocasionado por un elemento punzante.

Ejemplos: “Me hizo un piquete con su dedo en mi ojo y me lastimó”, “Me clavó la aguja en mi brazo y ese piquete me dolió” o “El niño con su juguete puntiagudo, le hizo un piquete a otro pequeño en su pie”.

Piquetes militares

Son grupos de soldados de tamaño reducido que tienen que cumplir una misión específica, por ejemplo, proceder a una ejecución por fusilamiento.

Los piquetes sociales

La palabra piquete es muy utilizada en el ámbito social de la República Argentina para hacer referencia a una forma de protesta de reciente aparición, ya que los primeros datan de 1990, cuando hallaron ese modo de reclamo por los despidos ocurridos en la empresa petrolera YPF, y luego fue tomada como lucha por agrupaciones de desocupados, y también se extendió a reclamos por derechos laborales. Las personas que integran los piquetes se conocen como piqueteros.

Se llaman piquetes pues se colocan en lugares estratégicos para impedir la circulación de vehículos, o desviarlos; en especial, en calles de mucho movimiento vehicular, y rutas; con lo cual logran visibilizarse.

En Europa, muchos de los piquetes son informativos, difundiendo los motivos del reclamo, dentro del contexto de una huelga general. Los piquetes solo están permitidos en España cuando cumplen dicha misión de información, son pacíficos, y no atentan con el derecho de otros a trabajar; y en el caso de que se coaccione (con violencia en las cosas o personas) en grupo o poniéndose de acuerdo con otros, a otras personas para que inicien o prosigan una huelga; se lo considera un delito penado por el artículo 315.3 del Código Penal.

En 2017 los piquetes casi paralizaron Cataluña, para dar contundencia a una huelga con poco acatamiento. Con ese propósito, se cortaron vías férreas, carreteras y autopistas.

En 2018, los piquetes cerraron la frontera entre España y Francia, impidiendo la entrada de 20.000 camiones, en protesta por el aumento del precio de los combustibles. La Gendarmería Nacional francesa tuvo que intervenir para terminar con el piquete.