Concepto de poder adquisitivo

El poder es una capacidad para hacer algo, y adquisitivo se refiere a tener algo para uno. Por otro lado, el dinero, ya sea en billetes, monedas, tarjetas de crédito o débito tiene un determinado valor de cambio, que permite adquirir bienes de acuerdo a su valor. El poder adquisitivo hace referencia a cuantos bienes y servicios podemos conseguir con determinada suma de dinero, teniendo relación por lo tanto con los índices de precios establecidos para el consumo, que se basa en lo que cuesta llegar a obtener una canasta básica de alimentos. Sin embargo, otros valores también influyen en el poder adquisitivo, ya que la gente no solo necesita comida para vivir, sino el precio de los alquileres, de los impuestos, del gas, de la luz, de los servicios médicos, el transporte, etcétera.

En épocas de mucha inflación, donde los productos y los servicios suben sus precios en forma continua y progresiva, vamos a necesitar más dinero para lograr contar con las mismas cosas y comodidades, por lo cual, el poder adquisitivo será menor, si los salarios no aumentan en la misma o mayor proporción. Si esto último ocurre, el poder adquisitivo será alto y se alentará el consumo. Cuando el poder adquisitivo es bajo, el consumo se resiente.

Es frecuente referirlo al salario, que es la contraprestación en dinero que recibe un trabajador por poner al servicio de su empleador su fuerza productiva. La pérdida del poder adquisitivo del mismo, se debe a que, habiendo inflación, si el salario no aumenta, o lo hace, pero en menor escala, el empleado tendrá acceso a comprar menos cosas o a disfrutar de menos servicios.

Los países subdesarrollados o en vías de desarrollo no cuentan con una población de alto poder adquisitivo, o éste está concentrado en pocas manos. Los países europeos que cuentan con habitantes de mayor poder adquisitivo son: Luxemburgo, Alemania, Austria, Reino Unido y Finlandia. En América Latina, Costa Rica y Argentina, son los de salarios más altos, aunque este último país experimentó una caída del poder adquisitivo en los años 2016 y 2017; Brasil, Uruguay y Colombia han aumentado en esos años el poder adquisitivo, mientras que México es el de menor poder adquisitivo de la región.