Concepto de templo

La palabra templo, proviene etimológicamente del vocablo latino “templum” cuyo significado es lugar sagrado. En la Antigua Roma, era delimitado ese espacio por los augures, inspirados en la zona del cielo que indicaba el vuelo de las aves como sagrado. En la antigüedad los templos eran considerados como moradas de los dioses. En Egipto dentro de la capilla, se colocaba la escultura del Dios, y se le rendía culto a través de un sacerdote, sin presencia del pueblo, que le ofrendaba comidas, perfumes y atuendos, a cambio de protección y prosperidad. Fue la armonía la que caracterizó los templos griegos, donde se considera vivían los dioses, a quienes no se le dedicaban ceremonias, y allí también se depositaban tesoros. Entre sus numerosos templos, podemos mencionar el dedicado a la diosa Artemisa, en Éfeso (Turquía), que está integrado pòr varos edificios. A esta diosa, los romanos la llamaban Diana. Tardó en construirse el templo ciento veinte años, con el diseño del arquitecto griego Quersifrón, comenzando la obra hacia el año 550 a C. con gran parte hecho en mármol, y se considera que es una de las Siete Maravillas de la antigüedad. en el año 356 a C. un incendio lo destruyó

En Roma, los fieles tampoco podían ingresar a los templos, lo que era privativo de los sacerdotes. Eran construidos con los materiales más nobles, cumpliendo una finalidad no solo religiosa, sino también política. Desde el siglo VI antes de Cristo, cuando los etruscos y su gran conocimiento de ingeniería fue aportado a las construcciones romanas, los templos se hicieron a su modo. Podían ser de planta rectangular o circular. En la República fueron construidos en los foros, y en el Imperio, se decoraron con mármol, y por influencia de la cultura griega se adoptó el orden corintio, agregándose las cúpulas. Un ejemplo es el Templo de César, de planta rectangular, enclavado en el sitio donde fue incinerado, en el Foro romano, siendo el primer gobernante que tuvo su templo; el que fue destinado al culto del cometa que pudo verse al poco tiempo de su asesinato, y fue considerado una manifestación de su alma.

Para el judaísmo el templo es el lugar donde mora Ds, y en donde se le ofrendan sacrificios. No es lo mismo que sinagoga, ya que éstas aluden a lugares de reunión de los fieles, para estudiar u orar, pero allí no está la presencia de Ds. Fue muy característico el templo de Jerusalén, que existió desde el siglo X a. C. hasta su destrucción por parte del rey babilónico Nabucodonosor II en el año 587 antes de la era cristiana. El templo fue reconstruido durante el reinado de Herodes (19 a. C), pero en el año 70 fue destruido por los legionarios romanos. Para el cristianismo, el cuerpo humano es considerado un templo, por su carácter sagrado, y por eso se lo debe cuidar. También son templos, las iglesias cristianas (de ekklesía = asamblea) donde los fieles se reúnen es ese lugar (templo) en asamblea (ekklesía).

Entre los cristianos, sus templos, destinados al culto público son denominados iglesias. Entre los evangélicos suele usarse indistintamente los términos iglesia o templo.

Entre los mayas, los templos, donde reinaba la oscuridad, se elevaban encima de las pirámides, para estar más cerca del cielo. Allí se realizaban los rituales del culto, por parte de los emperadores, que muchas veces se lastimaban las orejas o la lengua, para ofrendar ese sacrificio a los dioses. Por lo general en sus techos, sostenidos por paredes o arcos, embellecidos con relieves, se veía una cresta, donde sus gobernantes estaban representados. Entre los más importantes templos mayas, podemos mencionar a los localizados en la ciudad guatemalteca de Tikal, uno que mide setenta metros de altura y se conoce como Serpiente Bicéfala, y otro llamado Gran Jaguar, que se considera un portal al inframundo.

Por extensión, se aplica al lugar donde se le rinde culto al saber o a la justicia: "Los bandidos no respetan nada, ya que rompieron una escuela primaria, sin importarles que es un templo del saber".

En el Cine, "El Templo" es una película de terror, que se estrenó en el año 2017, de producción estadounidense con guion de Simon Barrett y dirección de Michael Barrett. Trata de la búsqueda de un antiguo templo en las selvas japonesas.