Concepto de escatimar

La palabra escatimar es un verbo, no pronominal y regular, de primera conjugación, que nos llegó, posiblemente, desde el gótico “skatjan”, a su vez de “skatts” que se traduce como “dinero”, según lo sostiene el filólogo Juan Coromidas.

Escatimar es asignar o entregar lo menos posible de algo. Implica achicar, ahorrar, cercenar o reducir, ya sea recursos, ingresos, egresos, emociones, ideas, palabras, gestos, etcétera. Lo opuesto a escatimar es prodigar, derrochar, aumentar o acrecentar.

En general es una acción negativa, cuando causa daños y perjuicios, o expone a peligros; aunque si se trata de acciones nocivas, es mejor escatimarlas. Escatimar un problema es minimizarlo, y, si se trata de un asunto perjudicial o peligroso, no tomarlo con seriedad, podría afectar a alguien o a un conjunto de individuos; escatimar recursos, materiales o humanos, puede hacer que una empresa fracase o resulte deficitaria. Sin embargo, en ocasiones se puede escatimar recursos en un área, para asignárselos a otra, que se considera prioritaria, si se debe elegir, por no contar con los suficientes para ambas, o se escatima dinero, por resultar riesgosa la inversión, y conviene ahorrarlo.

Ejemplos de uso: “Mi jefe escatimó la paga de nuestros salarios, argumentando que las ventas habían mermado, pero consideramos que no es una razón válida para reducir nuestros ingresos”, “Escatimó gastos para hacer la fiesta de cumpleaños de su hija, y los invitados se quejaron de que no había suficiente comida ni bebida”, “Se escatimaron insumos en los hospitales, y los médicos y enfermeros no cuentan con suficientes remedios, instrumental y otros elementos sanitarios para atender a los pacientes”, “Se escatimaron recursos destinados a esparcimiento, para reasignarlos a las áreas de educación y salud, ante la crisis económica y sanitaria”, “No escatimó esfuerzos para alcanzar su objetivo, y al fin lo logró”, “Escatimó el amor hacia sus propios hijos, y hoy ellos se lo reclaman” o “No hay que escatimar palabras de aliento y consideración con nuestros alumnos, si no queremos arruinarles su autoestima y sus posibilidades de progreso”.