Concepto de retaceo

La palabra retaceo, es la acción y el efecto del verbo no pronominal, de primera conjugación, y regular, retacear, que significa cortar en trozos o hacer retazos, recortar algo; también usado en América del sur, para designar la acción de escatimar, mezquinar o no dar en plenitud, algo, ya sea material o inmaterial.

Ejemplos de uso: “No me gusta retacear el cariño que les brindo a mis hijos, aunque me califiquen de sobreprotectora, el exceso de amor no daña si los educo con mucho amor, valores y límites justos”, “Me retacearon el precio de la mercadería, y preferí no venderla antes de hacerlo a un valor tan bajo”, “Hicieron un retaceo de la tela, y ahora quedó cortada en trozos tan pequeños, que no alcanza para confeccionar ninguna prenda”, “El gobernante está retaceando información sobre el manejo de los fondos públicos, lo que a la ciudadanía le resulta sospechoso, creciendo la desconfianza, y pensando en que realizó acciones corruptas”, “Este libro es demasiado sintético, hay tanto retaceo de información, que no se termina de entender el contenido, al estar tan acotado”, “No puedes retacear la cantidad de comida que les das a tus mascotas, pues necesitan alimentarse tanto como tú” o “El patrón de la empresa retaceó los gastos, y despidió a más de diez empleados”.

En comercio exterior, se le llama retaceo a la actividad efectuada, cuando se adquieren productos en el extranjero, para importarlos, y se consideran todos los gastos que deben realizarse en el proceso, de modo proporcional, para que luego sean considerados en el costo total del producto o materia prima adquirida, que incluye, además del precio del bien, los gastos de flete, de seguro, el manejo de cargo, las tramitaciones en aduana, etcétera. Una vez que se tienen todas estas constancias de pago, es útil volcar los datos en una hoja de Excel, lo que va a ayudar a determinar el costo total de la mercadería, que incluirá el precio desembolsado al comprarlo, más los gastos proporcionales que se hicieron para ingresarlo al país, para que, al volcarlos en el inventario, refleje el costo real.