Concepto de fluctuación

Etimológicamente fluctación procede del latín “fluctuatio”, siendo la acción y el efecto del verbo “fluctuare” en el sentido de fluctuar o mecerse en movimiento de vaivén, recordando el movimiento del oleaje marino.
La fluctuación es una calificación que suele otorgarse a ciertos valores o medidas que no se dan de modo uniforme a través de tiempos y lugares, sino que sufren variaciones.

Puede ser aplicable al clima, cuyos elementos no son constantes, por ejemplo: “La fluctuación de las temperaturas en esta zona son cotidianas, de día hace mucho calor y por las noches el frío es intenso” o “Se ha registrado una fluctuación importante de la humedad en esta semana, hubo días muy húmedos y otros bastante secos”.
En los mercados económicos y financieros son muy comunes las fluctuaciones de precios, especialmente en las acciones cotizables en bolsa, que suben y bajan su valor, siendo para los inversionistas muy aleatorio lo que ganarán o perderán en la compra-venta de las mismas.

también la cotización de las divisas no es fija, sino que su valor es fluctuante, pues suben o bajan en referencia a otra moneda, por ejemplo. “Me tiene desconcertada la fluctuación del tipo de cambio, no hay estabilidad cambiaria, todos los días hay cambios en suba o en baja”.

El concepto económico de fluctuación en deshielo hace referencia a la existencia de una diferencia contable entre las mercaderías que figuran inventariadas y la existencia real en stock, medida en términos monetarios.

En Medicina, puede hablarse de temperatura corporal fluctuante, de síntomas fluctuantes o de recuperaciones fluctuantes. Por ejemplo: “La fiebre de mi hijo se presenta fluctuante, de día baja y sube por las noches” o “Mi padre tiene una enfermedad crónica y fluctuante, hay períodos en que se siente bastante bien y otros muy dolorido”.
En Psicología y Psiquiatría, se habla de fluctuaciones del humor, cuando las personas son ciclotímicas, y no tienen un estado de ánimo constante, pasando fácilmente de la alegría a la tristeza, siendo en casos extremos, diagnosticados como trastorno bipolar.