Concepto de inferior

La palabra inferior, es un adjetivo, que se originó en idéntico término latino, denotando la cualidad de algo, o de alguien, que está por debajo, en cantidad, calidad, precio, tamaño, jerarquía, ubicación, tiempo, etcétera, con respecto a otro. Siempre se da por comparación, pues es un concepto relativo: nadie puede ser inferior o superior (que es el concepto opuesto) a sí mismo.

Con respecto a las cosas, lo inferior puede ser por estar ubicado más abajo, tomando otra cosa como referencia, y no tiene connotaciones valorativas, por ejemplo: “Me hice un corte en el labio inferior, y me sangró mucho”, “Me mudé a un piso inferior al mío, vivía en un quinto y, ahora, en un tercer piso”, “Busca la mercadería que me pides en el estante inferior de esa vitrina”, “Caminé mucho, y ahora me duelen los miembros inferiores” o “Se ha caído el botón inferior del abrigo, y no puedo hallarlo”.

En los ríos, su curso bajo o inferior, es el último tramo del mismo, donde se acumulan los sedimentos. Al terminar el curso inferior, encontramos la desembocadura del río.

Inferior, puede denotar, también, una menor calidad, y aquí, sí, existe una valoración, por ejemplo: “Esta prenda es de inferior calidad que la que compré el mes pasado, y, sin embargo, tiene el mismo precio; debería costar menos”.

Cuando el tiempo o la distancia son más cortas, también se dice que son inferiores: “Viajé de mi provincia a otra en automóvil y lo hice un tiempo inferior al que me demanda ir en tren” o “Si tomas por el atajo, la distancia hasta tu trabajo será inferior, que si haces el recorrido habitual”. En la ubicación geográfica, lo que está en un sitio inferior, está más al sur.

En cuanto al tamaño, es inferior, lo que es más pequeño, y en Matemáticas, un número es inferior cuanto menos unidades contiene.

Socialmente, hay personas, físicas o jurídicas, que están en una posición inferior, subordinadas a otra u otras, en sentido económico, laboral, familiar, etcétera, lo que las coloca en una situación de desventaja. Las estructuras sociales, rígidas y estamentales, propias de las sociedades del Antiguo Régimen, colocaban al tercer estado, en una posición inferior a la nobleza y al clero, y debían afrontar los impuestos, manteniendo al estado. La división actual en clases, basadas en los bienes económicos, establece la igualdad ante la ley, aunque los pobres, están en una situación inferior, al no contar con los recursos para acceder a las mismas posesiones que los ricos.

En una competencia, quien tiene la posición más baja o inferior, es el perdedor de la misma.

En el ámbito laboral, los empleados están en una posición inferior a la del patrón, que es el que tiene el derecho de emitir órdenes razonables, que los empleados deben acatar.