Concepto de comprobación

La comprobación hace referencia a la acción y también al efecto de comprobar, vocablo etimológicamente derivado del latín “comprobare” integrado por el prefijo “con” que hace referencia a algo global y por “probar” demostrar o probar.

La comprobación es entonces, la acción y el resultado de verificar que algo es certero, que se ajusta a la verdad o a la realidad, a través de someter la hipótesis a la experimentación o a la crítica racional.

Ejemplos: “He obtenido la comprobación de mis sospechas sobre la traición de mi esposo; lo he visto con otra, con mis propios ojos” o “Acabo de comprobar que se me ha roto mi televisor, lo enciendo y no emite sonido, ni se visualiza imagen alguna”, "Para comprobar que estás mintiendo tengo tres testigos que estuvieron en el lugar donde dices que estviste, y ninguno te vio" o “La maestra me ha pedido que realice la comprobación de una operación matemática”.

Concepto de comprobación

En el proceso judicial la comprobación es muy importante para lograr formar la convicción en quien debe juzgar una cuestión controvertida o un delito. En lo penal, las comprobaciones a través de pruebas (testimoniales, documentales, periciales, etcétera) sirven para decidir la culpabilidad del reo. En lo civil, además de admitirse otros medios, los instrumentos que sirven a los efectos de comprobar un hecho se denominan comprobantes: “Me han demandado por no pagar una deuda impositiva, pero he presentado los comprobantes de pago correspondientes, así que pronto me liberaré de este problema judicial”.

En el ámbito de las ciencias, la comprobación es una parte importante del método científico, ya que es el paso dónde, a través de la experimentación, se trata de verificar la validez de una hipótesis, o refutarla. Se trata de lograr afirmaciones con la máxima certeza posible, evitando conclusiones arbitrarias.

Como instrumento financiero, hablar del balance de comprobación es referirnos a un instrumento que permite visualizar al modo de un básico resumen financiero, el listado total de los créditos y debitos contables, y el saldo deudor o acreedor de cada una de ellas.

En Matemnáticas, la comprobación de la exactitud de las operaciones se hace a través de ciertos pasos. Por ejemplo, en la multiplicación, se coloca un signo de X de tamaño grande. En la abertura superior de la X, se coloca el número que resulta de sumar todos los dígitos del nñumero que hemos multiplicado (multiplicando) debiendo ser ese número inferior a 9. Si es superior se le resta 9. En la parte inferior de la X, se suman los núumeros del multiplicador, y se le va restando 9, si excede de ese número. Se multiplica el número que está en la abertura superior de la X, por el que está en la parte inferior, y ese número, siempre menor de 9, se coloca en la abertira lateral de la X. Por último, se completa el espacio vacío de la X, con el número que resulta de sumar los dígitos del resultado de la multiplicación, siempre menor de 9, que tiene que coincidir con el número que está en el espacio lateral opuesto. Un modo fácil de obtener los números sin ir restando de a nueve, es sumar los dígitos que se tengan que tomar en consideración. Por ejemplo, si el producto de la multiplicación es 123, se suma 1+2+3 y será 6 el número que se colocará en la X.