Concepto de inflar

Inflar es un verbo regular de primera conjugación, cuya etimología procede del latín “inflare”, integrado el término por el prefijo de interioridad “in”, y por “flare”, en el sentido de “soplar”. Inflar es la acción de soplar, desde, o por adentro.

Inflar es llenar con aire u otro gas, un cuerpo en su interior, provocándole un aumento de volumen. Por ejemplo: “Las cubiertas de tu automóvil necesitan ser infladas, ya que poseen menos presión que la indicada y eso puede provocar un accidente, además de que su desgaste será inadecuado”, “Debo inflar los globos para decorar el salón donde festejaremos el cumpleaños de mi hijo”, “Si no inflas las ruedas de tu bicicleta no podrás andar en ella”, “Me cansé de soplar para inflar globos para que juegue mi niño, y como estaban muy grandes, reventaron y mi pequeño se asustó”, “Aspiré mucho aire y se inflaron mis pulmones” o “Pasó un vendedor ofreciendo globos inflados con helio y el niño se sorprendió al ver cómo se mantenían erguidos”.

Para inflar cosas pequeñas y elásticas, como un globo, podemos hacerlo de modo manual. En otros casos, se utilizan infladores, manuales o eléctricos.

Por extensión, se aplica a las noticias o datos que se exageran, aumentando sus efectos o cantidades, con diversos fines, por ejemplo: “No es verdad la estadística sobre los niveles de pobreza en mi país; los opositores políticos inflaron los datos, para dejar mal al gobierno y ganar ellos las elecciones”, “Si bien es cierto que el accidente fue grave, los periodistas televisivos, inflaron la noticia, agregándole condimentos violentos, para atraer más la atención y lograr más audiencia”, “Fue una estrategia de marketing poco ética, inflar el rumor de que se producirá un desabastecimiento, para que la gente se vuelque a comprar masivamente provisiones” o “Los gobernantes han inflado la cantidad de obras públicas realizadas, para mantener contento al pueblo”.

La palabra inflación, también tiene el mismo origen, y está vinculada a la suba de precios, que crecen o suben, como si los estuvieran “inflando”, o sea, soplándolos.