Concepto de reapertura

La reapertura es el participio del verbo reabrir, que designa el hecho de volver a abrir algo que con antelación se había cerrado, que puede ser una cosa material o inmaterial. En el caso de las cosas materiales puede darse, por ejemplo, la reapertura de un camino, de una calle, de un comercio, de una fábrica, etcétera; y en el de las inmateriales, un diálogo, una inscripción o una negociación. A diferencia de la apertura que puede ser de algo que se abre por primera vez, la reapertura implica una apertura anterior con un posterior cierre, y un nuevo comienzo.

Ejemplos de uso: “Tras estar cerrado por varios meses por refacciones, se procedió a la reapertura del aeropuerto, con sus instalaciones renovadas para mayor comodidad de los viajeros”, “Tras tomarse unos meses de receso por vacaciones, la escuela abrió sus puertas para recibir a los estudiantes en el nuevo ciclo lectivo, lo que hizo con un emotivo acto de reapertura”, “Luego de varias semanas en las que la fábrica tuvo que cerrar sus puertas por falta de insumos, hizo su reapertura para alivio de todo el personal que temía quedarse sin trabajo”, “Se hizo una reapertura de inscripción para quienes están interesados en postularse al empleo y no habían logrado anotarse a tiempo”, “El tratado de paz se había frenado por desacuerdos en los términos, pero luego de varios intentos y de la mediación de un embajador de un país neutral logró realizarse su reapertura del diálogo, y ahora va bien encaminado”, ”Los docentes exige la reapertura de las paritarias, cuya reunión está suspendida” o “Se llamó a una reapertura del diálogo entre los sindicatos obreros y la patronal para ver si finalmente se arriba a un convenio colectivo, para el bien de los obreros y la continuidad empresarial”.

En Derecho se realiza la reapertura de la causa penal cuando aparecen nuevas probanzas que podrían dar un giro a la investigación y que no habían sido denunciadas con antelación, habiéndose, por eso, sobreseído provisoriamente al demandado.

En Medicina, puede ocurrir la reapertura de una herida, que ya estaba en proceso de cicatrización, especialmente cuando se presentan complicaciones luego de una intervención quirúrgica como el caso de una fascits necrotizante (infección aguda).