Concepto de binario

Binario es un término que se usa en ciertos ámbitos, especialmente en Informática, Finanzas y Astronomía. Si bien fue conocido el sistema binario desde antiguo, en la actualidad permite muchas aplicaciones en el campo tecnológico.

En Matemática, no se utiliza el sistema binario por su poca aplicación práctica, ya que es mucho más práctico el sistema decimal, para realizar cálculos, ya que este último emplea diez dígitos, en lugar de los dos que utiliza el sistema binario, que son el cero y el uno.

Concepto de binario

Fue Francis Bacon en el año 1605 quien sostuvo la posibilidad de reducir las letras a dígitos binarios, agrupados en secuencias susceptibles de codificación. Esta idea fue perfeccionada por Leibnitz en el siglo XVII y por George Boole a mediados del siglo XIX.

En Informática, este sistema binario, consistente en usar solo el cero y el uno, acompañados por prefijos, subíndices y sufijos para indicar la base. Es el apropiado, pues internamente las computadoras, trabajan con dos niveles de voltaje. Los voltajes diferenciados pueden representarse con valores numéricos. Éstos, además, pueden representar en un disco magnético, diferentes polaridades. El código binario, a través de cadenas de caracteres o bits, permite representar textos o instrucciones. a través del sistema binario, pueden estar representados los números del sistema decimal.

Las opciones binarias, en el mundo financiero significa “jugar” al todo o nada, pudiendo obtenerse al vencimiento una ganancia o nada en absoluto, según la cotización vigente, al tiempo que expira el lapso previsto, pudiendo optarse por adquirir una opción de compra o una de venta. Por ejemplo, elegimos una inversión en dólares a veinte minutos, apostando por su suba, si esto ocurre ganamos, pero, si baja, perdemos todo. Son operaciones de riesgo.

En Astronomía, cuando aludimos a un sistema binario, nos referimos a dos astros unidos por la fuerza gravitatoria al hallarse muy cercanos entre sí, como ocurre por ejemplo en nuestro sistema solar, entre Plutón y su satélite Caronte. Es muy común entre estrellas, como el caso de Messier 40.