Concepto de conectores

Etimología y significado

El sustantivo conector, está integrado por los siguientes términos que fueron tomados de la lengua latina: el prefijo de unión, "con", el verbo "nectare" en el sentido de "anexar", "enlazar" o "anudar", más el prefijo de agente, "tor".

Los conectores son elementos que unen cosas, ideas, palabras o frases entre sí. Por ejemplo “el pasillo es el conector del dormitorio con el cuarto de baño”, “Mi mente oficia de conectora para poder alcanzar tu imagen en mi recuerdo” o "No encuentro el conector entre las ideas de estos dos políticos que se dicen de la misma tendencia, pues yo advierto solo oposición en sus declaraciones".

Conectores lingüísticos

Los conectores lingüísticos son palabras o frases cortas, destinadas a enlazar palabras, oraciones o párrafos para otorgarle significación contextual. Si no usáramos conectores no podríamos relacionar datos o hechos, y el texto carecería de claridad. Si decimos: “Juan salió de compras con Patricia y María”. “María se mudó de ciudad”. “Patricia vive con María”. “Juan compró un boleto de avión”. Juan visitó a Patricia y María” no tiene el mismo sentido que el siguiente texto que se vale de conectores: “María se mudó de ciudad, y ahora Patricia vive con María, entonces, Juan compró un boleto de avión y visitó a ambas, y luego todos salieron de compras”.

Su función es establecer entre dichas palabras, frases o párrafos similitudes, diferencias, relaciones causales, ejemplificar o añadir datos, para dar a un texto coherencia, en su encadenamiento secuencial o lógico.

Si usamos los conectores: “más tarde”, “antes de”, “luego”, “simultáneamente con”, “años después”, “con el transcurrir del tiempo”, etcétera, estamos haciendo una vinculación temporal. Los conectores “y”, “e”, “también” o “además”, expresan unión de conceptos o frases. Para señalar causas utilizamos los siguientes conectores: “por esa razón”, “a causa de”, “a raíz de” o “por ello”. Las consecuencias se expresan con: “entonces”, “por lo tanto” o “consecuentemente”; la oposición utiliza: “pero”, “sin embargo”, “no obstante”, “aunque”. El orden entre palabras o frases se establece por medio de: “primero”, “en segundo término”, entre otros. La ejemplificación con: “por ejemplo” o “es decir”; la semejanza con: “así”, “de tal modo”, “de igual forma”, y la conclusión: “en resumen”, “finalmente”, etcétera.

Se utilizan mucho los conectores de ideas en los mapas conceptuales, donde los conceptos unidos con flechas direccionales, contienen en esas flechas la indicación con palabras, a través de los conectores de la relación que se establece entre cada término.