Concepto de comercio

La palabra comercio proviene etimológicamente del latín “commercium”, palabra integrada por “cum” que significa con y “mercari” que significa comprar.

Es una actividad terciaria, que comenzó a desarrollarse desde el período neolítico cuando el hombre advirtió la existencia de cosas que le sobraban y otras que le faltaban y que otros tenían a las que pudo acceder a través de trueque, donde si bien hay intercambio, no hay intermediación comercial, pero es un antecedente del comercio, donde sí hay intermediación, que significa que una persona denominada comerciante compra algo que luego va a volver a vender para obtener una ganancia, pero donde se necesita de dinero como medio de pago.

Con la aparición de la moneda, lentamente la permuta fue desplazada por la compraventa, siendo el comercio utilizado no solo dentro de los propios estados sino entre ellos, lo que dio nacimiento en la Edad Antigua al comercio internacional, que no se utilizó en la Edad Media, salvo en sus últimos tiempos, para resurgir con gran intensidad al nacer las ciudades, y en la Edad Moderna con el descubrimiento de América done el comercio entre Europa y el nuevo continente fue muy intenso, en beneficio de los europeos que se enriquecieron.

La nueva clase social de comerciantes fue la burguesía que sería protagonista de la Revolución Industrial y de la Revolución Francesa.

Actualmente el comercio consiste en la compra de bienes para luego revenderlos. El comercio persigue un fin de lucro, derivado de actuar como intermediario entre la oferta y la demanda de mercancías.. Quien desempeña la actividad de comprar y vender en forma habitual se denomina comerciante y su actividad está regulada por leyes especiales que son las comerciales.

También se denomina comercio al local donde se desarrolla la actividad comercial.