Concepto de comercio exterior

El comercio implica la compra y venta de mercaderías con finalidad de lucro. La compra y venta de mercaderías puede hacerse dentro del territorio de un Estado, o fuera de sus fronteras nacionales. En este caso se habla de comercio exterior, e implica para el estado vendedor la entrada de divisas (moneda extranjera) lo que contribuye a generar riquezas en ese Estado. Las medidas de los gobiernos para abrir negociaciones comerciales con naciones extranjeras o cerralas, son de política exterior y de política económica.

En la antigüedad existía ya el comercio exterior. Un pueblo que se destacó en esta actividad, fue el fenicio. En la Edad Media europea, los reinos bárbaros, tuvieron una economñia cerrada y de subsistencia, agraria y sin comercio exterior. Recién con la urbanización de fines del medioevo, y en la modernidad el comercio se hizo intenso con otros puntos del planeta, especialmente tras el descubrimiento de América, el que, a su vez, fue motivado por la necesidad de nuevas rutas comerciales.

El mercantilismo, teoría económica de los siglos XVI a XVII decía que la riqueza de las naciones, consistía en sus reservas de metales preciosos (oro y plata) y además, dependía de tener una balanza comercial favorable, donde las exportaciones o ventas al exterior superaran a las compras o importaciones. Con el crecimiento del comercio y la industrialización, añadido a la globalización económica, cada vez el comercio internacional va adquiriendo mayor relevancia.

En algunos casos se usa la expresión comercio exterior, como sinónimo de comercio internacional y en otros más específicos, se diferencia del comercio internacional pues el comercio exterior se realiza entre bloques económicos.

Dentro de un mismo bloque económico (MERCOSUR, NAFTA, CCE) hay beneficios o exenciones aduaneras y fijación de importes uniformes en concepto de derechos aduaneros a cobrar a otros países, (aranceles) pues el comercio exterior se haya gravado por derechos de importación o exportación o aduaneros que también generan ingresos al país.

Muchas veces se gravan con aranceles importantes los productos provenientes del exterior para proteger a la industria local, ya que si los productos que ingresan son más baratos y de calidad similar destruiría la industria nacional. Esto es propio de los estados benefactores, en cambio, los neoliberales, no restringen el comercio internacional.