Concepto de Política Exterior

Entendiendo la política como el arte del buen gobierno, la política exterior es una dimensión de la política que se extiende más allá de los límites del propio Estado, siguiendo una línea de acción, que permita la coherencia entre todas las decisiones que se tomen y las conductas asumidas, con el fin perseguido; diseñada por órganos competentes, salvaguardando la soberanía de cada Estado, y tratando de obtener el mayor provecho posible. Es sinónimo de la expresión “foreign policy” usada por los británicos.

Toda relación internacional tiene explicita o implícitamente un elemento político, y entraría en lo que llamamos política exterior, pero además comprende la articulación de las relaciones internaciones en sistemas políticos, con influencia mundial, que es objeto de la política internacional.

Si bien el actor de la política exterior es el Estado, único con capacidad jurídica de ejercerla, quien tomará las decisiones libremente, con oportunidad y prudencia, en base a las necesidades internas y externas, tratando de evitar responder a los intereses de los países más poderosos, a través de los órganos de gobierno, en general integrantes del Poder Ejecutivo, valiéndose de alguno de sus ministerios, el medio que sirve para la ejecución de la política exterior es la diplomacia, nacida con otros instrumentos, como los ejércitos, las leyes, los impuestos y la burocracia con la aparición de los Estados modernos, para evitar las guerras y solucionar los conflictos internacionales pacíficamente, aunque la política exterior es una actividad que aparece junto con los primeros Estados de la Edad Antigua, que de uno u otro modo debieron relacionarse entre sí (para comerciar o hacer la guerra, sobre todo).

La política exterior, complementa las medidas de política interna (tomadas dentro del propio Estado, para su desarrollo y progreso) y son necesarias, especialemente en estos tiempos, donde la globalización, obliga a no estar al margen de las relaciones internacionales, pero siempre teniendo en cuenta los intereses nacionales en primer término, haciendo que éstos se concilien con los internacionales, y sin perder la soberanía ni la vista de los objetivos pretendidos.

China es un ejemplo de Estado muy activo en materia de política exterior pero que no se subordina a ninguna potencia, con ls que tmpoco genera alianzas, manteniendo su autodeterminación.

En EEUU la política exterior, en la que toma un poder hegemónico y domnante, es una responsabilidad a cargo de los poderes legislativo y ejecutivo, teniendo una gran influencia decisoria como factor de presión, la sociedad civil. Las negociaciones con otros países está en manos del Presidente, mientras que a diplomacia internacional, queda a cargo del Ministro de Relaciones Exteriores, que es el secretario de Estado. La guerra debe ser declarada por el Congreso, aunque el presidente puede mandar tropas militares, por sesenta días sin aprobación del Congreso. Corresponde en exclusividad al Senado aprobar los tratados hechos por el Presidente.

Conformar bloques económicos como la UE o el MERCOSUR son medidas que conjugan la política económica interna con la exterior, para poder crecer cada Estado, gracias a la colaboración de los demás. Sin embargo, las medidas de política internacional, no siempre son agradables, pues tmbién puede serlo, las que suspenden las relaciones diplomáticas con otro Estado, o incluso las acciones bélicas. Tomar una posición como Estado, dentro de un conflicto bélico que involucra a otras naciones, también es hacer política internacional; como el caso de Suiza, que prefirió mantenerse neutral, durante la Segunda Guerra Mundial.

Tomar medidas de política internacional, importa un proceso de toma de decisiones, para definir los medios y los fines, optando entre las varias alternativas que pueden existir, lo que debe hacerse de manera racional y analítica, a veces dificultada por la excesiva burocracia. La toma de decisiones puede demandar breves períodos de tiempo o muy largos, determinados por el número de opciones, la gravedad del tema, los obstáculos, que se presenten, etcétera. Si no hubiera opciones, la etapa de ejecución se anticipa.