Concepto de ejecución

La palabra ejecución nació del latín “exsecutio”, integrado por el prefijo “ex” en el sentido de “desde” por el verbo “exsequi” que significa “seguir” más el sufijo de acción y efecto “tio”. Se refiere a llevar a cabo algo de principio a fin.

Quien lleva a cabo una ejecución realiza una actividad completa, es el paso que la concreta, ya que sin ella la acción quedaría a medio camino; y se aplica en varios contextos:

Puede ejecutarse por ejemplo una pieza musical, un encargo, un proyecto, una idea, un juego, hacer efectiva una deuda o una condena, etcétera. En Informática un programa se ejecuta cuando se lo pone en funcionamiento.

Concepto de ejecución

Ejemplos: “La obra de arte fue ejecutada en más tiempo que el que inicialmente se había previsto”, “Ejecutar esta pieza musical con elegancia y estilo fue un gran logro para mí” o “Necesito ejecutar el encargo antes de que llegue mi padre”.

Es en el ámbito jurídico donde la palabra ejecución cobra un sentido específico, pues hace que se concreten las acciones para que los derechos no sean utópicos y las condenas alcancen efectividad. La ejecución forzada de uno o más bienes del deudor procede cuando no paga sus deudas de modo voluntario, y por orden del Juez una vez comprobada que su deuda es cierta, en un proceso judicial, y una vez dictada la sentencia, se realiza una subasta pública de los mismos para satisfacer al acreedor o acreedores, previo embargo preventivo o si existe un bien hipotecado se procede a la ejecución del mismo.

Ejecutar una condena penal es hacerla efectiva, también luego de un proceso judicial, ya se trate de pagar una multa o ir preso, aunque en sentido restringido cuando se habla de ejecutar a un condenado nos estemos refiriendo al cumplimiento de la pena de muerte. No siempre las ejecuciones que terminan con la vida de un condenado a muerte son legales, ya que a veces son dispuestas por individuos con fines de venganza, crueldad o intereses económicos y fuera de los tribunales estatales: “Ejecutó a su víctima cuando los familiares se negaron a pagar el rescate” o “La mujer fue ejecutada tras haber sido sexualmente abusada”.

La pena de muerte, como ejecución legal fue común en la antigüedad y aún hoy es admitida en algunos países que la aplican para casos gravísimos de delitos capitales, pero hay tendencia a abolirla, especialmente por ser irreversible.

En el cine, “La Ejecución” es el nombre de una película dramática, de producción franco-italiana que dirigió en el año 1973, Patrick Jamain. Otro film con el mismo título data del año 1984 y fue dirigido por Stephen Frears.