Concepto de perimido

La palabra perimido es un adjetivo, derivado del verbo perimir, del latín “perimere”, que puede traducirse como aniquilar, caducar o expirar.

Ejemplos: “Esta discusión está perimida, ya hay sobrados motivos para afirmar que los castigos físicos no educan a los niños”, "Tu perimida visión del mundo atenta contra el progreso", “Las costumbres de los pueblos originarios han quedado perimidas por el avance de la globalización” o “No uses ese vocablo, ya está perimido”.

Concepto de perimir

El término es de aplicación especialmente en el ámbito jurídico para hacer alusión a aquellos trámites o procedimientos judiciales o extrajudiciales que ya no pueden prosperar pues los interesados dejaron vencer los plazos estipulados para movilizar los reclamos. El derecho puede ser objetivamente pasible de reclamo pero ha perimido la acción para hacerlo efectivo.

En los procesos judiciales, ocurre la perención de la instancia, cuando sin llegar a la sentencia, la causa se da por finalizada por no ser activada por ninguna de las partes en los plazos que fijan las leyes procesales. También se conoce esta situación como caducidad de la instancia. El motivo es la seguridad jurídica y la economía procesal, ya que si las partes no muestran su interés en llegar a una decisión judicial sobre la cuestión planteada, ésta queda en un estado de incertidumbre y los jueces sujetos a que la reactiven cuando a ellos les parezca oportuno, acumulándose expedientes que no son de gran valor para los involucrados ya que de lo contrario se preocuparían por pedir nuevas medidas procesales que los lleven a acercarse a la sentencia. Para que se produzca la perención de la instancia, debe ser judicialmente declarada y quien desee hacer valer su derecho deberá iniciar un nuevo juicio cargando con las costas.