Concepto de prestaciones laborales

Si bien en una relación nacida de un contrato de trabajo existen como obligación, prestaciones por parte de ambos contrates (empleado y empleador) por ser un contrato sinalagmático donde ambas partes se comprometen una a hacer o ponerse a disposición de la otra en cuanto a su fuerza de trabajo y la otra a dar en retribución una suma de dinero digna y acorde al trabajo efectuado, respetando los salarios mínimos vigentes.

Sin embargo, en el ámbito del Derecho Laboral se conocen como prestaciones laborales a las entregas que el empleador le otorga a sus trabajadores, en cosas materiales o servicios además del pago del salario, que es la prestación esencial, que debe hacerse indefectiblemente en dinero; y que integran la remuneración, como prestaciones complementarias.

Pueden ser por ejemplo, ticket para viáticos, vivienda, vales de compra, etcétera, pero que en su conjunto no pueden representar una suma mayor al 30 % de la remuneración que tiene derecho a percibir el trabajador.

Hay otras prestaciones laborales que recibe el trabajador de su empleador, que no son intercambiables por dinero, y son los beneficios de seguridad social, que son además, irrenunciables. Integran estos beneficios sociales, los servicios de comedor que brinda la empresa, la provisión de indumentaria para el trabajo, los guardapolvos y útiles escolares para sus hijos, que deben entregarse al inicio de cada año lectivo; el pago de cursos o seminarios de especialización o de capacitación del trabajador, los gastos de medicamentos y otros servicios de salud, los gastos de sepelio de sus familiares a cargo, y los servicios de guardería.