Concepto de agujero negro

Los agujeros negros o en inglés “black holes” son restos de estrellas gigantescas, con una densidad y fuerza gravitatoria inmensas, de masa ilimitada, que al acabarse su hidrógeno, desaparecieron, y fueron ocasionados por un colapso gravitatorio. Ningún tipo de radiación, ni siquiera su luz, escapa de ellas. Absorben la materia de las estrellas que están próximas a ellas, que emiten rayos X al calentarse sus átomos, por la influencia de los agujeros negros.

No son orificios huecos, sino muy sólidos, su apariencia de agujeros está dada porque no reflejan la luz.

Concepto de-agujero negro

Nacen de la muerte de las estrellas. Cuando una estrella nace formándose de hidrógeno y polvo, con la contracción y fragmentación de la nebulosa, se origina un aumento de temperatura tal, que los átomos de hidrógeno se fusionan formando átomos de helio y desprendiendo energía. Poco a poco se va consumiendo el hidrógeno y cuando todo es helio, se forma una gigante roja, que al calentarse hace que el helio se convierta en carbono. La estrella tiene cada vez más brillo por el aumento de la cantidad de energía producida, pero sus capas exteriores frías se desprenden y solamente queda su núcleo brillante, llamado enana blanca, que se va a ir enfriado para dar lugar al agujero negro.

El telescopio espacial Hubble, desde 1994, ha aportado información que revela que la parte central de la galaxia M87 albergaría cerca de 3.000 masas solares caracterizadas como agujeros negros. Sin embargo no hay evidencias de que realmente existan objetos que tengan las características que se les atribuyen a los agujeros negros.

En la teoría de la relatividad, los agujeros negros presentarían una distorsión de las categorías espacio-temporales en su interior, y no tendrían validez allí las leyes de la Física ordinaria.