Concepto de aorta

El origen etimológico de la palabra aorta es griego. Proviene de ἀορτή, que deriva a su vez de verbo ἀείρειν que significa, 'elevar'.

La aorta es una arteria cardiaca, elástica, que en peces y batracios nace del ventrículo del corazón. En los reptiles son dos y luego se unen en un solo vaso. En aves y mamíferos, entre ellos el hombre, surge en el ventrículo izquierdo, en su base. Es en el organismo humano la arteria más grande, siendo su diámetro en el individuo adulto de 2,5 centímetros.

Concepto de aorta

El corazón actúa como una bomba, que empuja a la sangre por el cuerpo, y con ello, el organismo recibe el oxígeno que necesita. Desde el corazón salen tubos que llevan la sangre, llamados arterias. La aorta se encarga de llevar la sangre oxigenada a las arterias del sistema circulatorio que en ella se originan.

Desde el ventrículo izquierdo, lleva la sangre arterial allí contenida, y saliendo por el orificio aórtico toma una dirección descendente luego de formar el arco aórtico (hasta ese momento se llama aorta ascendente), entre el diafragma y la cuarta vértebra lumbar se denomina aorta abdominal. Entre el cayado o arco aórtico y la aorta abdominal, se distingue una porción intermedia, llamada aorta torácica. La aorta abdominal se divide en dos, y así surgen la arteria ilíaca primitiva y la sacra media.

En el cayado aórtico ascendente se originan las arterias coronarias, derecha e izquierda (se llaman así porque rodean a corazón como si fueran una corona), y en la porción horizontal, la carótida primitiva izquierda, la subclavia izquierda y el tronco branquiocefálico, que se bifurca en la arteria carótida primitiva derecha y la subclavia derecha.