Concepto de bosque

El bosque, palabra de origen germánico que significa arbusto, es un tipo de bioma característico de zonas con precipitaciones abundantes, que consiste en la predominancia de una especie de árboles, donde existe también gran predisposición para la vida de especies animales. Las aves de los bosques poseen alas cortas que les posibilitan esquivar las ramas de los árboles.

Cuando los bosques se ubican en zonas templadas con inviernos secos y veranos húmedos, en general son bosques caducifolios, porque en el invierno pierden sus hojas. Abundaban, hasta que se acrecentó el proceso de deforestación, en Europa, en el este de Asia, en el este de América del Norte y en el sur de Chile.

En las zonas con estación seca, se ubican los bosques mediterráneos, que cuentan con especies como el ciprés de Monterrey o el pino de Alepo, que retienen agua. Estos bosques que abundaban en California, en la zona central de Chile, en el sudoeste de Australia y en la República Sudafricana, fueron sustituidos, para destinarlos al pastoreo o al cultivo de olivos o limoneros.

En los lugares fríos y húmedos abundan los bosques de coníferas, formados por pinos, cedros o abetos; verdes todo el año, y que ocupan una décima parte de la superficie terrestre. La franja de coníferas del hemisferio norte es conocida entre los rusos como taiga.

Por la acción humana, los bosques, tan necesarios para la vida y para evitar la contaminación, se han reducido de un 80 % a un 30 % en la superficie terrestre. Son muy pocos actualmente, los bosques primarios, o sea aquellos que se han mantenido sin influencia humana.