Concepto de enfermedad

Originado etimológicamente en el latín “infirmitatis”, palabra compuesta formada por el prefijo negativo “in”, por “firmus” que puede traducirse como “fuerte” y el sufijo indicativo de cualidad “itat”, el vocablo enfermedad designa a un estado donde la fortaleza está ausente.

Cuando hablamos de enfermedad podemos referirnos al proceso en que un organismo es afectado en su bienestar; y a la consecuencia de ello, o sea, al estado resultante. Los seres vivos normalmente se enferman, lo que altera su estado de salud. Algunas enfermedades transcurren completando su ciclo y luego desaparecen por sí solas, como una gripe, y otras pueden dejar serias secuelas si se no se las trata adecuadamente. Otras, resisten a los tratamientos y pueden ser mortales.

Concepto de enfermedad

En los seres humanos las enfermedades pueden ser físicas o psíquicas, o psicofísicas. La mayoría de las enfermedades físicas poseen un componente emocional importante. Las causas que provocan la enfermedad pueden provenir del propio organismo, o ser externas a él, como ocurre cuando es atacado por virus o bacterias. Los microbios con poder patógeno provocan trastornos orgánicos en los animales, los que dependerán de su capacidad invasiva, y de la que tengan para producir toxinas. Provocan anormalidades que se conocen como enfermedades infecciosas. Estas enfermedades pueden contagiarse de un individuo a otro, enfermando al que no lo estaba, ya sea por contagio directo o indirecto, a través de algún vector.

No solo se enferman los animales sino también las plantas, cuando son atacadas por un ambiente adverso o por fitopatógenos, microorganismos que alteran el metabolismo celular. Los fitopatógenos pueden ser bacterias, virus, hongos, protozoos o nematodos (gusanos redondos).

Por extensión se aplica la calificación de enfermedad a ciertas pasiones o vicios que causan males a quien afectan, por ejemplo: “estás enfermo de odio, si no logras perdonar, la única vida que arruinarás, será la tuya”.

En la Sociología positivista, al compararse a la sociedad con un organismo, se habló de sociedades enfermas, cuando algún elemento o institución social no funcionaba como corresponde, y había que curarlo. En la actualidad se habla de enfermedades sociales para referirse a aquellas propias de un tiempo y cultura, que se adquieren por imitación de ciertos modelos, como por ejemplo el tabaquismo, la anorexia o la drogadicción.