Concepto de esperanza de vida

La esperanza de vida es un índice (porcentaje) que se toma en cuenta para determinar cuánto se espera que viva una persona en un contexto social determinado. Este índice dependerá del sexo, nivel de educación, de las condiciones sanitarias, de las medidas de prevención, del nivel económico, de la atención de la salud como política de estado, etcétera.

El índice de esperanza de vida, junto al de educación y al de producto bruto interno, componen el índice de desarrollo humano (IDH) que tiene como objetivo evaluar la calidad de vida de los países del mundo.

En los países desarrollados la esperanza de vida es mayor (alrededor de 77 años) que la de los países subdesarrollados. En África por ejemplo, el promedio es de 49 años. Los países en guerra aumentan el porcentaje de muertos y por lo tanto se reduce el índice de esperanza de vida.

Para calcularlo se cuentan dentro de las muertes registradas en un período de tiempo (tasa de mortalidad) la edad de los fallecidos. La esperanza de vida es variable y se muestra una tendencia a incrementarse con el paso del tiempo debido al progreso científico y tecnológico. En Estados Unidos la esperanza de vida en el año 1955 era de 69, 6 años, mientras que en el año 2004, alcanzó los 77,8 años. El país con mayor esperanza de vida es el principado de Andorra con un promedio de 83,5 años. En el otro extremo se sitúa el reino de Swazilandia, en el sur africano, con una esperanza de vida de 31.9 años. Obviamente, como se trata de un promedio, algunos vivirán menos y otros superarán esas cifras.

El aumento en la esperanza de vida, seguida de la baja en el índice de natalidad trae como consecuencia en los países más avanzados, un envejecimiento creciente de la población.