Concepto de espíritu

Es un principio de la vida intelectual, de naturaleza metafísica o reflexiva; no un acto sino una facultad. La etimología de la palabra espíritu, es latina, y significa aliento.

El espiritualismo es una concepción filosófica, siendo Leibnitz uno de sus representantes, que sostiene que en la materia subyace una energía espiritual. El materialismo afirma que el espíritu es el producto más elevado de la materia.

En Teología, los dicotomistas sostienen que el hombre está conformado por cuerpo y alma, tomando en este caso al alma como sinónimo de espíritu. Los tricotomistas consideran que además del cuerpo y el alma, las personas poseen un espíritu, que le permite la comunicación con el Creador. En teología cristiana, el Espíritu Santo es la Tercera persona que integra la Santísima Trinidad (Padre, Hijo, y Espíritu Santo) que santifica a los fieles.

Se dice que es un Espíritu a todo ser carente de materia, que nunca ha tenido corporalidad o que la ha perdido, como sucede con los fantasmas.

Se usa también espíritu, asimilándolo al carácter, cuando se habla de espíritu combativo, como una fuerza interior que obliga al ser humano a intervenir en controversias y a tomar posición en causas propias o de terceros.

En educación se habla de espíritu crítico también como esa capacidad interior de cuestionar y pedir explicaciones sobre el objeto de estudio que no se conforma a los valores del educando. El alumno pasivo que recibe la información aún cuando le parezca errónea o disvaliosa es el que no posee dicho espíritu.

En Química, espíritu es la solución que se produce por la destilación.