Concepto de fecundación

La palabra fecundación proviene del latín “fecundare” y alude a la acción y al resultado de fecundar, que hace que una cosa alcance productividad.

Es un término muy usado en Biología, para hablar en la reproducción sexual de la unión de un gameto femenino con otro masculino, produciéndose la fusión de sus núcleos, lo que se denomina cariogamia, para originar un ser nuevo de la misma especie, a partir de una célula que se va multiplicando, con cromosomas de ambos gametos.

Concepto de fecundación

En efecto, luego de la fecundación, formado el huevo o cigoto; éste se va desarrollando por medio de sucesivas divisiones, para generar el embrión.

Puede ocurrir la fecundación de modo interno, cuando la unión de los gametos tiene lugar dentro de un organismo, o puede serlo de modo externo, cuando por ejemplo, sucede en el agua.

En los seres humanos ocurre la fecundación interna, siendo cada óvulo fecundado por uno solo de los múltiples espermatozoides con los que se encuentra, realizándose esta unión, con la penetración del núcleo del espermatozoide en el óvulo, con cuyo núcleo se fusiona, lo que sucede en el comienzo de las trompas de Falopio.

Cuando esta unión del núcleo del espermatozoide con el del óvulo se realiza fuera del seno de la madre, por técnicas de laboratorio, se denomina fecundación in Vitro.

En la fecundación que sucede en las plantas, se produce un paso previo que es la polinización donde el grano de polen es transportado, por acción del viento, del agua o por insectos, desde la antera (masculino) hasta el estigma (femenino), o en las Gimnospermas al orificio micropilar. Es a partir de ese contacto del grano de polen con el estigma, que sucede la fecundación, comenzando la germinación.