Concepto de filtración

Se denomina filtración a la acción de pasar un líquido, accidental o voluntariamente a través de un filtro, o pasar un líquido a través de un sólido. Así cuando tenemos lo que comúnmente llamamos gotera, ocurre que el agua se ha filtrado accidentalmente por algún agujerito o rajadura de nuestro techo.

En los casos de filtraciones voluntarias se realiza en general como método de separación de los sólidos de los líquidos, en sistemas de tipo heterogéneo, como ocurre cando filtramos café. También filtramos cuando colamos el arroz o los fideos luego de cocinarlos, para retirarles el agua de la cocción.

El sólido al encontrar el filtro no se disuelve, quedando retenido, y pasando solamente el líquido. El filtro puede ser de papel, en el caso del café, o coladores de plástico, acero o enlozados en el arroz o fideos. Para otras filtraciones que lo permitan, puede usarse algodón, lana de vidrio o arena.

Para potabilizar el agua se la hace pasar por un filtro de arena, u otra superficie porosa que retenga sus partículas sólidas de impurezas.

Los tipos de filtración pueden ser, de acuerdo al filtro usado, mecánicos (como los mencionados antes) biológicos (por ejemplo bacterias que en el agua consumen amoníaco) o químicos (como el carbón activado).

Cuando la luz logra penetrar en un lugar oscuro por pequeños orificios o aberturas se dice que la luz se ha filtrado por allí.

Se aplica por extensión a los casos en que el dinero u otros bienes, desaparecen en pequeñas cuotas, misteriosamente, o también a los supuestos de ciertas informaciones secretas o confidenciales, que comienzan a conocerse en ciertos ámbitos.