Concepto de fuerza

Fuerza, etimológicamente es una palabra derivada del latín “fortis”, y su significado alude a la capacidad guerrera de un grupo de combatientes. De allí deriva el término Fuerzas Armadas.

Se dice que alguien tiene fuerza cuando es vigoroso, resistente, y capaz de alzar objetos pesados.

Por fuerza de voluntad se entiende a la capacidad de actuar sobreponiéndose a condiciones adversas.

Conseguir cosas por la fuerza es lograrlo empleando violencia física.

La fuerza mayor es una causal que exime de responsabilidad en las obligaciones pues es un acontecimiento que no pudo ser evitado, por ejemplo, no poder concurrir al trabajo por una enfermedad grave.

En Física se denomina fuerza a una magnitud propiamente medible que importa una acción que al ser ejercida sobre un cuerpo, hace que éste cambie su estado de movimiento, ya sea de reposo o uniforme en forma rectilínea, durando su efecto mientras la fuerza sea aplicada. Cuanto mayor sea la fuerza que se le aplique a un cuerpo, más rápido variará su velocidad, dependiendo este cambio también de la masa del cuerpo. La unidad empleada para medir fuerzas se denomina Newton (N) que se define como la fuerza capaz de proporcionar a una masa de 1 kilogramo una aceleración de 1 m/s cada segundo. Se usan como instrumentos para medir fuerzas los dinamómetros.

La fuerza centrífuga es aquella que logra que un cuerpo se aleje de la curva que sigue en su movimiento. La fuerza centrípeta es la que hace que el cuerpo se acerque al centro alrededor del cual se mueve.

El primero en estudiar los efectos de la aplicación de una fuerza sobre los cuerpos fue Sir Isaac Newton.

La fuerza de gravedad terrestre fue descubierta por Newton, como lo que produce que los cuerpos caigan con aceleración constante.

Fuerza de rozamiento es la resistencia que le opone o que frena a una superficie que avanza sobre la otra, y que impide el movimiento indefinido.