Concepto de hongos

Palabra de origen latino (fungi) que designa a un grupo especial de seres vivos diferenciado de animales y plantas. Son organismos eucariotas, pluricelulares, salvo las levaduras que son unicelulares. Además de las levaduras (que se usan para fermentar la cerveza y el pan) forman el reino hongos, los mohos y las setas. No son plantas pues carecen de clorofila; se alimentan por absorción, y son heterótrofos. Se nutren secretando hacia el exterior jugos digestivos, que se encargan de digerir sustancias alimenticias, que luego serán absorbidas.

Algunos sostienen que derivaron de las algas, sobre todo de las rodofíceas, y perdieron su vida autótrofa.

Pueden vivir en el suelo, sobre cuerpos muertos de plantas y animales a los que descomponen (saprofitos como la trufa o el champignon), sobre deshechos de animales, o pueden ser parásitos de otros seres vivos, internos o externos, y causantes de enfermedades. Algunos hongos, como el champignon, son aptos para el consumo humano, otros tienen uso medicinal, como aquellos de donde se extrae la penicilina.

Los hongos externos, en general, prefieren la humedad, la luz escasa, y algunos viven en el agua. Su cuerpo generalmente está formado por una red filamentosa, llamándose cada filamento, hifas, cuyo conjunto recibe el nombre de micelio. Los que no tienen cuerpo filamentoso, se llaman levaduriformes. Su reproducción puede ser sexual, en general, o asexual, que solo tienen los acuáticos. Al igual que en el exoesqueleto de los animales artrópodos las células poseen una pared de quitina.

Ciertos hongos establecen con otros organismos, relaciones simbióticas formando líquenes y micorrizas.