Concepto de humus

La palabra “humus” nos llegó desde el latín, y significa “tierra”, siendo la capa superficial del suelo, integrada por elementos orgánicos estables, pues han llegado a su grado máximo de descomposición (más que el abono orgánico y el compost) por el accionar de hongos y bacterias, especialmente en el caso del humus viejo, de color rojizo. El humus joven, de menor data, posee menor grado de polimerización. Su color oscuro es producto de la gran cantidad de carbono que posee. La formación de humus se ve facilitada, por la acción de organismos vivos que secretan enzimas al consumir la materia orgánica vegetal, formada por hojas, raíces, cortezas y tallos. Esto se combina con la acción de microorganismos, excrementos de lombrices, hongos y bacterias, que son digeridos y trasladados por agentes carroñeros.

Los suelos carentes de humus, que es la parte con más nutrientes de la tierra, son más susceptibles de erosionarse y agotarse, siendo las tareas de labranza, que hacen que el humus se entierre y se mineralice, los fertilizantes químicos, la sobreexplotación y la tala de árboles, algunas de las causas por las que el suelo sufre pérdida de humus.

El humus en los suelos, regula la nutrición de las plantas y el agua que reciben, ya que favorece su filtración y retención adecuadas, favorece el intercambio gaseoso, proporciona a los suelos productos nitrogenados, aporta microorganismos, magnesio, fósforo y potasio.

Los factores climáticos, como la temperatura y la humedad, la textura del suelo y su aireación, son factores de los que depende la formación de humus. Con más temperatura y humedad, más actividad desarrollarán los seres vivos en este proceso. La lluvia es beneficiosa, pero no lo es, si es torrencial, pues barre la materia orgánica.

Si se desea mejorar el estado de los suelos, agregándoles humus, un modo sencillo, es incorporarle lombrices vivas, que con sus excrementos, contribuirán a que se forme el humus, añadiendo restos de vegetales y algunos productos de origen animal.

Por otro lado, hummus, es un vocablo procedente del árabe, que significa “garbanzo”, y es, en Gastronomía, una crema hecha a base de garbanzos, que se cocinan con tahina, que es una crema hecha con semillas de sésamo molidas y con aceite de oliva, ajo y limón.

El hummus tiene mucha popularidad en Oriente Medio, la que se ha extendido a nivel mundial, por su rico sabor y su gran valor nutritivo. Esta preparación, generalmente se sirve fría y se acompaña con pan de pita.

Buscar otro concepto