Concepto de cieno

La palabra cieno, en el sentido de fango, barro o lodo, palabras que se usan como sinónimas, por ser mezclas de tierra y agua, pero que tienen diferencias entre sí, se originó en nuestro idioma como herencia del vocablo latino “caenum”. La Real Academia Española nos dice que cieno es un lodo de contextura blanda que forma depósito, especialmente en lagunas y en otros sitios bajos y húmedos, y con menor frecuencia en los ríos.

El cieno, al igual que el barro, es una mezcla semilíquida que se forma con arena o tierra y agua, pero el cieno es denso, y además de hallarse, como dijimos en el fondo de las aguas de lagos, lagunas y ríos, también lo encontramos en los subsuelos, donde se produce la mezcla entre la tierra y las aguas, que logran infiltrarse.

Con respecto al lodo, éste es una mezcla de tierra y agua, que ocurre generalmente, cuando la lluvia encharca el suelo.

El terreno que contiene cieno y resulta pantanoso, recibe la denominación de ciénaga, formado por agua estancada de posa profundidad, donde crece una tupida vegetación acuática, y puede ser una trampa para animales o personas, que no advierten lo poco firme del terreno y pueden hundirse allí al pisarlo. Pueden ser de agua dulce o salada. En el Cine, hay una película cuyo título es La Ciénaga, perteneciente al género dramático, que se estrenó en 2001, con guion y dirección de Lucrecia Martel. Fue una coproducción entre Argentina, Francia y España, ambientada en el noroeste argentino, más precisamente, en la ciudad salteña llamada La Ciénaga.

La lama, es un cieno oscuro, color proporcionado por el carbono; pegajoso y blando, depositado en el fondo de una corriente de agua o donde ésta se acumula, incluidos los recipientes. Son lugares muy propicios para la proliferación de mosquitos, entre ellos el vector del dengue. Está integrada por arcilla; humus, que está constituido por el producto de desechos orgánicos estables y tierra calcárea. Cuando el Río Nilo, en Egipto, desciende, deja al descubierto esta lama fértil, tan preciada y que fue vital en el surgimiento de su próspera cultura.

En las Islas Canarias, hay un lugar de gran interés científico y protegido legalmente, un ecosistema litoral, denominado Charco de Cieno. Es un enorme humedal que se sitúa en la Isla de la Gomera, que es una de las ocho islas que conforman el archipiélago, ubicada en su parte occidental, sobre el Océano Atlántico, y es un refugio de las aves migratorias, destacándose su flora halófila, llamada así porque crece en suelos salinos como éste.

Buscar otro concepto