Concepto de litio

El litio es el más duro de los metales alcalinos, como todos ellos se transforma fácilmente en iones positivos. Por su fuerte electropositividad, todos los metales alcalinos, al calentarse con una llama la colorean; el litio lo hace de rojo. Es reactivo, por lo cual nunca lo encontraremos en forma libre en la naturaleza. Lo hallamos como compuesto de sales. Puro, es muy inflamable y corrosivo.

Litio significa en griego piedra, su símbolo químico es Li, siendo 3 su número atómico y su peso atómico 6,94. Es la mitad de denso con respecto al agua, y su color es plateado. Lo descubrió Johann Arfvedson en el año 1817 en una mina sueca de petalita. El mineral espumodena, de la familia de los pioxenos, es el que más litio contiene. También se halla en las micas de litio, lepidolita y zinnwaldita, aunque su abundancia en el mundo es relativa.

Se usa como conductor de calor (en aleaciones) y las sales de litio son muy útiles en Psiquiatría para tratar el trastorno bipolar, por actuar sobre los neurotransmisores y estabilizar el estado anímico. En el siglo XIX se lo había usado para tratar la artritis, lo que fue descartado. Con el hidróxido de litio se producen grasas, que son empleadas en los motores de vehículos terrestres, marítimos y aéreos. Para producir ciertas gomas sintéticas, se utilizan compuestos orgánicos de litio que actúan como catalizadores, y el carbonato de litio tiene utilidad como aditivo en los hornos eléctricos, que se destinan a la producción de aluminio.