Concepto de potasio

La palabra potasio se derivó del neerlandés “pottaschen”, término integrado por “pot” término precéltico, en el sentido de “olla para hacer puchero” y del alemán “askon” que puede traducirse como “ceniza” por eso literalmente significa “ceniza de puchero”.

El potasio en la tabla periódica de los elementos químicos aparece simbolizado con la letra K, pues se tomó del árabe al-kalia, que significa planta de cenizas, y pasó al alemán como Kalium. Fue Humphrey Davy quien lo aisló por electrólisis en 1807.

Es el séptimo elemento que más abunda en la corteza de nuestro planeta. Los principales minerales de mena del potasio, son, la silvita y la carnalita. Se encuentra también en los grupos de minerales constructores de roca, en los silicatos y en los aluminio-silicatos.

El número atómico de este metal electrolítico, alcalino esencial, es 19, y su peso atómico es 39.10. Tiene una coloración plateada, es blando y liviano, reacciona con el agua, de modo más violento aun, que el sodio o que el litio, y desprende hidrógeno. Se oxida en contacto con el aire, por lo cual debe cubrirse con una capa protectora. Su llama al arder tiene un tinte violeta.

Tiene múltiples aplicaciones, entre ellas, el cloruro de potasio y el nitrato de potasio son buenos fertilizantes, que es su uso principal; el primero se utiliza, además, para provocar paros cardiacos en las inyecciones letales, y el último se usa también, para fabricar pólvora. En la elaboración de cristales se utiliza el carbonato de potasio. Como metal, se emplea en células fotoeléctricas.

Es esencial en la vida vegetal y animal. En la salud humana, regula el equilibrio de los líquidos orgánicos, sirve de conductor del impulso nervioso hasta los músculos, y mantiene el ritmo cardiaco. Es el antagonista de la sal en la dieta y contribuye a eliminarla. El potasio se encuentra dentro de las células y el sodio por fuera. El descenso de sus niveles en sangre produce hipopotasemia, cuyos síntomas son la deshidratación, la diarrea, la retención de líquidos, los vómitos, las arritmias, la fatiga y la debilidad muscular.

El potasio se encuentra principalmente en los plátanos, en las chauchas, en el germen de trigo, en las nueces, en las cerezas, en las paltas, en el brócoli y el resto de las coles.