Concepto de orientación

La orientación, palabra que proviene de oriente (lugar de donde sale el Sol) es lo que permite a alguien seguir o encontrar el camino correcto o deseado, sobre todo cuando se encuentra perdido o desorientado. El primer medio que el hombre usó para orientarse o ubicarse en el espacio geográfico fue el Sol, ya que sale por el este y se oculta por el oeste.

El sentido de orientación es innato a los seres vivos; las plantas se orientan hacia el sol para recibir su luz, los animales en general, saben ubicarse en el espacio, pudiendo desplazarse y retornar a sus sitios habituales.

Alrededor del siglo IX, supuestamente en China, fue inventado un instrumento con el fin de orientarse, que fue la brújula, consistente en sus inicios en una aguja imantaba que flotaba en un recipiente que contenía agua. Esto fue reemplazado por un eje que rotaba indicando los puntos cardinales en la “rosa de los vientos”.

En otro sentido, orientación significa guiar a la persona a cumplir sus metas vitales, siguiendo el camino de su preferencia. Así existen gabinetes o personas que sirven a otras para orientarlas, laboral o vocacionalmente, intentando hallar el trabajo o carrera universitaria que más se ajusta a su personalidad e inclinaciones.

También existe la orientación en el consumo, que enseña a las personas a seleccionar los alimentos que más propiedades nutritivas poseen, y que no cuestan tanto dinero, pudiendo alcanzarse una dieta rica y equilibrada con un moderado presupuesto. Lo mismo puede hacerse con bienes personales, por ejemplo, orientación para decorar una casa con buen gusto, u orientación para vestirse elegante, etcétera.

La orientación legal significa brindar asesoramiento jurídico en la defensa de los derechos de las personas, a cargo de abogados.

Orientación en primeros auxilios es brindar información para saber cómo conducirse ante situaciones de emergencias médicas.