Concepto de planeta

Etimológicamente es una palabra que proviene del griego y quiere decir errante, por ser similares a las estrellas, pero con movimiento. Asociados a las divinidades, cada planeta recibió un nombre que se corresponde con un Dios. Los días de la semana se corresponden con ellos, aunque el Lunes recibió su denominación por la Luna que es un satélite y el Domingo por la estrella, centro de nuestro sistema planetario: el Sol. Fueron ambos (la Luna y el Sol) incluidos, pues en un principio los griegos también los llamaron planetas, o cuerpos que semejan errar o vagar en el espacio. Esto subsistió mientras se aceptó la teoría geocéntrica. El heliocentrismo, colocó a la Tierra como un planeta más y no como centro de nuestro universo, dejando el Sol de ser un planeta para ser la estrella central del sistema. La Luna dejó ser considerada un planeta con los descubrimientos de Galileo.

Urano, al igual que la Tierra, que en ese entonces era el centro del sistema, no dio nombre a ningún día de la semana ya que fue descubierto recién en 1871. Lo mismo sucedió con Neptuno, descubierto en 1846, y con Plutón en 1930, que luego fue descalificado de su condición de planeta, por su pequeñez. Tiene 5.700 km. de diámetro.

Un planeta es un astro carente de luz propia. Los planetas de nuestro sistema solar, son muy conocidos, pero en el siglo XX se descubrieron planetas que orbitaban en otros sistemas distintos del centro solar, y otros planetoides dentro de nuestro propio sistema.

De acuerdo a su cercanía al Sol, los planetas, que tendrían todos la misma antigüedad e idéntico origen, se ordenan del modo siguiente: Mercurio, distante del Sol aproximadamente en 60.000.000 de kilómetros. Su diámetro es de 4.876 kilómetros; Venus, con 12.103 km. de diámetro; Tierra, con 12.742 km. de diámetro, su distancia al Sol es de 149.000.000 de km. y por ahora es el único que reúne las condiciones para el desarrollo de la vida; Marte, a 227.000.000 de km del Sol es el más parecido a la Tierra en cuanto a la duración de sus días y a la inclinación de su eje, con estaciones también similares a las de la Tierra. Carece de nubes y su superficie es de color rojizo; Júpiter, es el mayor de los planetas (142.700 km.) y se halla a 780.000 de km. de distancia al Sol; Saturno, el segundo en tamaño, con 120.000 km. de diámetro, se halla a 1.434.000.000 km. alejado del centro del sistema; Urano, con 48.000 km. de diámetro, a 2.896.000.000 de distancia del Sol; Neptuno, se halla distanciado del centro del sistema por 4.505.000.000 de km. Su diámetro es de 44.000 km; (¿y Plutón? ¿Es un planeta o un asteroide?).

Los planetas más cercanos al Sol se mueven con mayor rapidez que los más lejanos, pues la fuerza centrífuga es exactamente contraria a la fuerza de atracción del Sol sobre los planetas. Los más cercanos, que también son los más calurosos, deben girar más rápido para contrarrestar la atracción solar, que por su menor distancia es más intensa.