Concepto de primeros auxilios

Ante un accidente, una persona descompuesta, desmayada o herida, muchas veces nos sentimos impotentes por no saber cómo actuar, y en muchos casos hasta que llegue la asistencia profesional médica la actitud que se tome en esos primeros momentos puede resultar crucial para salvar la vida del paciente. Es por ello que toda persona debería estar capacitada para poder actuar en estas emergencias, y es así que en las escuelas y en los lugares de trabajo se tiende a implementar clases sobre estas primeras ayudas que debemos brindar, o en qué casos es mejor no hacer nada, pues de lo contrario podemos empeorar el cuadro. Los medios masivos de comunicación deberían cumplir también un importante rol educativo. No hace falta ser médico o enfermero para intervenir en estas emergencias, pues se basan en la urgencia y en la necesidad. De todos modos, si no se sabe cómo actuar, es mejor pedir ayuda inmediata antes que arriesgarse a agravar la situación.

Concepto de primeros auxilios

Las técnicas a usar seguramente serán limitadas pues las personas no se andan trasladando con equipamiento médico (aunque sería conveniente dejar en el auto un botiquín de primeros auxilios con gasas y desinfectantes) pero el conocimiento de ciertas maniobras de reanimación como la respiración boca a boca o la reanimación cardio pulmonar son muy eficaces, hasta que llegue la ayuda especializada. Se debe mantener la calma para poder tranquilizar a quien necesita nuestra ayuda si está conciente, y tratar de no moverlo si se verifica que ha sufrido un accidente. En caso de herida sangrante se pude recurrir a hacer un torniquete. En las quemaduras el agua fría es lo único recomendable.