Concepto de sentimiento

Un sentimiento es lo que resulta de la acción de sentir, verbo que en su etimología proviene del latín “sentire” con el significado de la experiencia interna que provoca la experimentación de lo que recibimos a través de los sentidos externos y desde el interior de nuestro cuerpo.

La sensación moviliza nuestros sentidos al conocimiento de un objeto, el sentimiento nos produce una reacción afectiva cuando tenemos esa sensación y hace que nuestro estado anímico sea positivo o negativo, según tengamos sentimientos de alegría, de amor, de ternura; o de tristeza, angustia o dolor.

Concepto de sentimiento

Para Aristóteles y Santo Tomás, los sentimientos se relacionan con la captación interior de las tendencias humanas, entendidas, como respuestas a nivel cognoscitivo, que nos mueven a sentir aceptación o rechazo.

Un sentimiento muy frecuente y dañino es el sentimiento de culpa que aparece por hechos del pasado que atormentan la mente, por pensamientos que nos parezcan indignos o por cosas que aún no hicimos. La culpa solo sirve cuando nos anima a actuar para reparar el daño ocasionado o para responsabilizarnos por una acción que entendemos es inapropiada, pero no cuando es algo que ya no podemos volver atrás o cuando solo nos genera angustia y nos inmoviliza, y que tal vez si lo evaluamos objetivamente no sea tan grave como creemos: por ejemplo los padres pueden sentir culpa por dejar a sus hijos al cuidado de terceros cuando van a trabajar, se puede sentir culpa por haber reprobado un examen por no estudiar lo suficiente, por no cumplir las expectativas de los padres, etcétera.

Si bien los sentimientos son emociones, algunos autores como el neurólogo portugués Antonio Damasio, nacido en 1944 recomienda diferenciar los sentimientos, a los que reserva a lo privado de cada uno, de las emociones que se exteriorizan con risas, gritos, llanto y los demás pueden percibirlos. Por ejemplo: “los sentimientos del novio deben ser profundos pero se muestra indiferente, en cambio la novia está visiblemente emocionada, sus ojos están llenos de lágrimas y temblaba en su andar hacia el altar”.