Concepto de silvestre

Silvestre es un adjetivo que proviene en su etimología del latín “silvestris” y significa “lo relativo a la selva” aludiendo a aquello que crece sin intervención de la acción del hombre. El término es frecuentemente usado en Botánica, pero puede aplicarse a animales, como por ejemplo a lobos, serpientes, gato montés, zorro colorado, cocodrilos, aves; y personas que crecen sin contacto con la civilización, aunque en estos últimos casos es más habitual hablar de “salvajes”.

Concepto de silvestre

La domesticación de los humanos a los reinos animal y vegetal se inició en el período neolítico y continuó de modo incesante hasta el presente, transformando la vida silvestre en posesiones culturales, con grave impacto ecológico. Aún así la naturaleza se resiste a humanizarse totalmente y quedan especialmente en desiertos, campos, bosques y selvas (en ínfima cantidad en las ciudades) algunos ejemplos de vida silvestre, que tienen interrelación con las otras especies con las que conviven, especialmente con los animales herbívoros para los cuales se constituyen su fuente de alimentación.

Entre las plantas y flores silvestre es conveniente excluir a las malezas que crecen entre los cultivos, aunque muchos suelen incluirlas, pues ellas también recepcionan la influencia humana (las cortan, reciben aunque no intencionalmente riego, abonos o pesticidas).Algunas hierbas o plantas que alguna vez fueron silvestres, en la actualidad son cultivadas por sus aportes curativos o alimenticios, como por ejemplo el “diente de león”, la malva o la borraja.

Silvestre es también un nombre masculino, cuyo significado es el de “aquel que vive y cuida los bosques”, y es además un apellido español.

El gato Silvestre, integrante de la serie de dibujos de Looney Tunes, es de color negro y blanco con una nariz roja. Es mascota de una abuela que también es dueña del canario Tweety, objeto de persecución por parte de Silvestre que siempre sale mal parado en sus intentos de caza.