Concepto de anglosajón

La palabra anglosajón es un vocablo compuesto, que une “anglii” de origen latino, designación que recibieron los germanos provenientes de un lugar llamado actualmente “Anglia”, una península actualmente ubicada en Alemania; y por “saxon” de la misma procedencia etimológica, que aludía a quienes venían de los Países Bajos y la denominada Baja Sajonia; o Niedersachsen, en lengua alemana.

Estos pueblos germanos se introdujeron el siglo V, durante las invasiones bárbaras que originaron el período medieval; en Inglaterra, para invadirla, y extraerla de la dominación romana, en su zona sur oriental, imponiéndose en la región hasta la invasión de los normandos, hecho que aconteció en el año 1066. Los anglos, los sajones y los juntos pudieron apoderarse de este territorio, pues los romanos retiraron de allí sus fuerzas militares para defender el imperio continental. Estos pueblos anglosajones eran partidarios de la vida campesina y de la libertad.

Los anglosajones trajeron su lengua, que dio origen al inglés moderno (al recibir la influencia del latín, del escandinavo y algo del celta) pues se utilizó en el sur escocés y en el estado inglés hasta principios del siglo XII.

Se conoce como Derecho Anglosajón, sistema que se opone al del Derecho continental, al sistema jurídico que se aplica en algunos países, como Inglaterra, Irlanda, Gales, Estados Unidos, Canadá Australia y Nueva Zelanda. También se lo designa como Common Law, siendo un sistema más flexible, abierto, fácil de evolucionar, no escrito, basado en “el precedente” donde los casos sometidos a la decisión de la justicia se resuelven basándose en otros similares. Es por ello, que su fuente se encuentra en la jurisprudencia, y no en la ley escrita, como ocurre en el Derecho Continental.