Concepto de arrullo

La palabra arrullo proviene de la onomatopeya del sonido que emiten ciertas aves, como los palomos o los tórtoros para atraer al del sexo opuesto con el fin de aparearse. Ese sonido es repetitivo y suena semejante a rru-rrru. Estas aves realizan un cortejo completo, que además incluye besos y danzas cuando se hallan en celo, como parte de sus estrategias seductivas.

Al ser estas voces monótonas, crean una sensación de abulia al ser humano, que invita al sueño; y por eso se usa para nombrar a las dulces canciones que se utilizan para lograr que los niños pequeños concilien su sueño. Son letras simples, pegadizas, suaves, que tranquilizan al chico y lo adormecen. También se dice de aquellas voces dulces, que transmiten calma. Ejemplos: “la mamá arrulló al bebé y éste no tardó en quedarse dormido”, o “tu voz suena como un arrullo para mis cansados oídos, hartos de escuchar gritos y demandas”. Se aplica por extensión a todo sonido agradable: “las olas del mar suenan arrulladoras, en esta mañana soleada”.

Concepto de arrullo

Arrullo de Dios, es una hermosa canción escrita e interpretada por el mexicano José Alfredo Jiménez, donde expresa su deseo de que sus hijos sean arrullados por Dios (en el sentido de protegidos).

Dirigida por Alfonso Corona Blake, en el año 1967, se estrenó una película, protagonizada por Libertad Lamarque, con el mismo nombre y en base al tema: “Arrullo de Dios”.

Pablo Neruda en el Poema 15 de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” usó la palabra metafóricamente llamando a su amada “mariposa en arrullo”.

Arrullo también se utiliza para nombrar una especie mantilla que cubre a los bebés.