Concepto de bribón

La palabra bribón alude a quien tiene por costumbre la briba, que a su vez significa que es apasionado al ocio, a las actividades lúdicas y picarescas, y a la vida fácil, que consigue gracias a su astucia y capacidad para hacer caer a otros en engaños. A su vez, briba deriva de bribia que resultó de deformar el vocablo Biblia, pues este libro sagrado fue y es usado muchas veces para engañar a incautos amparados en la fe.

Un bribón puede ser el calificativo de alguien simpático, pícaro o travieso como cuando decimos “este Juanito es un bribón, hurta galletitas y las come a escondidas”, o puede aplicarse a aquellos que cometen delitos, especialmente de tipo económico: “el bribón logró estafarme, vendiéndome productos adulterados”.

En España, el Real Club Náutico de Barcelona, se halla representado por un conjunto de yates y veleros bajo el nombre de bribón, cuyo armador es José Cusí.

Los bribones por ser personajes atrayentes, seductores y graciosos, han sido protagonistas de películas, como “Magnífico bribón” del año 1966, dirigida por jack Smight, donde se cuenta la historia de un hombre rico y seductor que amasa su fortuna jugando con cartas marcadas. A su vez, el film francés, “Simón, el bribón” de 1970, dirigido por Claude Lelouch, cuenta la historia de un audaz asaltante, que tuvo su continuación tres años después en “Una dama y un bribón”, del mismo director, donde se cuenta que Simón, sale de la cárcel y decidido a sorprender a su pareja resuelve ir a verla sin aviso, pero la encuentra con otro hombre, lo que demuestra que hasta los bribones más calificados pueden ellos mismos ser objeto de engaño.