Concepto de calendario

La palabra calendario proviene del latín “calendas” que significa el día primero de cada mes, según los puntos fijos que explicaremos en el párrafo tres, y que era proclamado por el Sumo Sacerdote romano. Puede definirse como un modo de ordenar o sistematizar el tiempo como manera de organizar las actividades humanas.

Los pueblos primitivos ya trataron de hacer esa organización temporal basándose en la luna (calendario lunar) como los celtas y babilonios o en el sol (calendario solar) usado por egipcios y persas, que es el utilizado en la actualidad por los pueblos de occidente.

En Roma, hasta el año 46 a. C. rigió un calendario lunar que tenía un total de 355 días, que se dividían en 12 meses, de los cuales febrero contaba con 28 días; marzo, mayo, julio y octubre con 31 días; y los demás, con 29 días. Cada mes poseía tres puntos fijos, que correspondían a las fases lunares: los primeros de cada mes, llamados calendas; las nonas, correspondientes a los días quinto y séptimo, y los idus, ubicados en los días decimotercero o decimoquinto. Los días se contaban a partir de esas fechas en forma retrospectiva.

En el año 46 a. C. basándose en el calendario egipcio, Julio César, adoptó un calendario muy similar al actual, con 365 días y seis horas, que terminaba en febrero, mes al que cada cuatro años se le agregaba un día más, llamándose a esos años, bisiestos.

El 24 de febrero del año 1582, el papa Gregorio XIII, arregló algunos errores del calendario juliano, con respecto al ciclo de las estaciones, y con respecto a los años bisiestos, que no lo serían cuando terminaran en doble cero, salvo que sus dos primeras cifras fueran divisibles por el número cuatro, como el 1600 y el 2000, comenzando la vigencia del calendario gregoriano desde el 4 de octubre de 1582, y manteniéndose hasta la actualidad, aunque paralelamente al gregoriano existen cuatro decenas de calendarios más, como el hebreo que combina el solar y el lunar, y comienza a contarse desde la creación bíblica del mundo o el calendario musulmán que es lunar.